08/03/2007 | 982

Solá quiso iniciar el ciclo lectivo en paz… y no pudo


El 5 de marzo, Solá no tuvo mejor idea que iniciar el ciclo lectivo en La Matanza, en la Escuela Normal Etchegaray, junto al intendente Espinoza, Daniel Filmus y Adriana Puiggrós. Sin embargo, la pequeña y decidida acción de dos docentes que sostenían pequeños carteles que decían “¡Basta de mentiras! 1.200 pesos de básico”, le aguó la fiesta. A la directora general de Educación no le salían las palabras. Solá miraba furioso al director de la Escuela, y la vicedirectora, desesperada, solicitó a las docentes que bajaran los carteles, pero como respuesta sólo obtuvo un "No, No los bajamos".


 


Las radios presentes reporteaban a las docentes del nivel inicial que portaban los carteles, y otros medios preguntaban a Solá qué significaban. Mientras tanto, padres y docentes se acercaban a felicitarnos por habernos animado a enfrentar al gobierno.


 


Lo que está claro es que la única salida que el gobierno le encuentra a la rebelión docente es pactar con la burocracia. Pero este año, todos estaban convencidos de parar, e incluso con el “levantamiento” oficial algunas escuelas de seccionales celestes igual han parado.


 


La rebelión docente está en marcha.

También te puede interesar:

Medidas de fuerza planteadas en la mayor parte de los distritos.
Entrevista a Rafael Crispín durante la jornada de lucha piquetera.
Masivo plenario docente inicia un plan de acción para defender las condiciones laborales y el salario.
El Frente de Lucha Piquetero y organizaciones políticas y de DD.HH reclaman su liberación inmediata.
Siete cortes de rutas, puentes y accesos a CABAl formaron parte de una nueva jornada de piquetes.