19/07/2001 | 714

Solo el pentágono puede salvar a la Argentina

Por Editor

Habiendo observado que el capital financiero norteamericano le bajó el pulgar a la Argentina, el economista jefe de los Servicios Financieros de Zurich, se ha esforzado por encontrarnos una «salida», que ha merecido una de las páginas más destacadas del Financial Times (18/7). El título de la nota es muy significativo: «Cómo Donald Rumsfeld puede salvar a la Argentina». Rumsfeld es el secretario de Defensa (Pentágono) de Estados Unidos.


El financista en cuestión ha detectado que el gobierno norteamericano restringe sus salvatajes financieros sólo a los países con los que tiene anudados compromisos militares. Entre ellos cita a Corea del Sur y Turquía *uno, sede de importantes bases militares, el otro, miembro de la Otan y cabeza de puente al Medio Oriente y a las ex repúblicas soviéticas con recursos petroleros. Dice que Bush no le prestó, en cambio, la misma importancia a Tailandia o Indonesia, por carecer de relevancia militar.


Bien mirado, el enfoque no tiene consistencia, porque la verdad es que a la pobre Turquía los yanquis la tienen a rienda corta, esto porque sus principales acreedores son los bancos alemanes; en esta semana, la tasa de interés en Turquía llegó al módico porcentaje del 70%. A los coreanos no les va mejor, al punto que el gobierno yanqui amenazó con iniciarle una guerra económica si no cedía Daewoo a la General Motors y si no entrega su sistema financiero a la banca internacional. El crecimiento del ‘tigre’ coreano se estima nulo para el 2001.


Sea como fuere, para salvar a Argentina, el suizo propone que se instale en nuestro país una de las estaciones de control y vigilancia del sistema antimisiles que está diseñando el gobierno norteamericano. De esta manera, «Argentina tendría asignado un rol en el sistema de seguridad de los Estados Unidos» y «los inversores llegarían a la conclusión que la administración Bush no la dejaría caer en la cesación de pagos». Es decir que a la colonización financiera se le añadiría la política y militar.


En realidad, los yanquis ya están reclamando bases militares, pero en el norte de Salta, con el argumento de luchar contra la «narcoguerrilla». Pero de cualquier modo esto no evitará el llamado «default»: sólo será otra de las condiciones que reclamarán luego de haberlo consumado. La conclusión a sacar es: con la cesación de pagos y la «reestructuración voluntaria» de la deuda, además del Pami, Anses, y los bancos Nación y Provincia, vienen por la militarización.

En esta nota

También te puede interesar: