24/03/2007 | 985

Stalinista hasta la última hora


Entre las citas que publica como anexo, Iglesias destaca las declaraciones que hizo Codovilla luego de que, en 1956, escuchara el Informe del Congreso del PCUS, que denuncia los crímenes de Stalin: “Nadie niega el papel histórico que jugó Stalin a la cabeza de la dirección del PC de la URSS después de la muerte de Lenin”, para subrayar “su lucha contra las diversas tendencias y grupos enemigos del leninismo, trotskistas, nacionalistas burgueses, desviaciones de derecha, etc.”, o sea apoyando el asesinato y la expulsión de millones de opositores. Sólo critica el ‘culto a la personalidad’: “Lo malo de Stalin es que poco a poco envaneció y fue atribuyendo esos triunfos (sic) sólo a sus méritos personales” (Una trayectoria consecuente…, Tomo III).

En esta nota

También te puede interesar:

La heroica reacción del pueblo soviético debió superar el lastre de Stalin para derrotar la invasión.
Sobre la película del director ucraniano Sergei Loznitsa, disponible en la plataforma MUBI.
Una victoria de las premisas del socialismo.
Publicado por el Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia en vísperas del Día Internacional de los Trabajadores.