Políticas

24/3/1994

|
414

Sube la bronca popular

En el interior del país, las moviliza­ciones populares crecen en número y fuerza. Tucumán es un polvorín, con movilizaciones diarias, ante la total im­potencia de Palito Ortega. En Santiago varias comunas salieron a la calle, con­tra la Intervención, con el corte de rutas y quema de neumáticos. En el referén­dum de Neuquén, la gobernación, el MPN, el PJ, la UCR y el Frente Grande recibieron un duro golpe, con una masi­va votación en favor del No a la reforma provincial reaccionaria. La necesidad del paro general entronca con esta rea­lidad y con la bronca de millones de desocupados, bajos salarios, superex­plotación, jubilaciones de 145 pesos mensuales.


Frente a este cuadro social, el gobier­no y el conjunto de los partidos patrona­les y de centroizquierda están metidos en una campaña electoral donde le ocul­tan a la población lo que verdaderamen­te está en juego con la reforma de la constitución. Ocultan que el propósito no es otro que imponer el régimen del decretazo, porque tendrán rango consti­tucional los decretos de necesidad y ur­gencia; imponer la reforma laboral “ne­grera” que liquida todo el derecho labo­ral argentino; perpetuar a la camarilla privatista y entreguista, atacar los dere­chos de la juventud y de la mujer e ir más a fondo en la liquidación de la escuela pública. En esta campaña está de “cuerpo y alma” el Frente Grande, que ha sumado sus propias propuestas pri- vatistas y clericales, y que lleva como candidatos principales hasta a banque­ros de la “jubilación privada” (Tucu­mán) y hombres partidarios de prohibir el derecho al aborto (Neuquén).


El gran capital espera el 10 de abril para que al día siguiente sus sirvientes de la Rosada saquen como sea, incluso por decreto, la reforma laboral *negre­ra”’ y también la ley de patentes que reclaman los laboratorios yanquis, y que significará un brutal aumento de precios de los medicamentos.


Contra esta reforma reaccionada, ne­grera y derical, el Partido Obrero llama a votar las listas del Frente de Izquierda Socialista (FIS)”y a seguir trabajando por una campaña nacional por el paro general a través de plenarios de activis­tas, congresos de bases, asambleas po­pulares. Intervenir en todos los sindica­tos con este planteo del paro general, exigiendo asambleas, plenarios, planes de lucha, superando las traiciones, obs­táculos y límites de las distintas fraccio­nes de la burocracia.