28/07/2021

Taser: la grieta es entre los Berni-Bullrich y la izquierda

Solo el Frente de Izquierda - Unidad rechaza el reforzamiento represivo y reclama un aumento presupuestario para el área de salud mental.

Fijate de qué lado de la mecha te encontrás” pronuncia la canción Queso ruso, de la mítica banda Patricio Rey y sus redonditos de ricota. Tras los sucesos ocurridos con Chano Carpentier (cuya última canción se titula Mecha, y quien cantó un cover de Queso ruso con su banda Tan Biónica) salieron a coro desde el ministro Sergio Berni y el candidato “progresista” Leandro Santoro hasta la exministra Patricia Bullrich a insistir con la utilización de las pistolas Taser. Es decir, a sostener como salida un mayor reforzamiento represivo. Solamente los referentes del Frente de Izquierda – Unidad se pararon en la vereda contraria a la represión.

Después del aval del ministro de Kicillof al accionar policial, incluso luego de que se cayera la versión de la bonaerense de que el músico estaba armado, Patricia Bullrich se sumó al debate. Se jactó de haber sido ella quien, como ministra de Seguridad nacional bajo el gobierno de Macri, comenzó la reglamentación y compró más de 100 Taser; y aprovechó la ocasión para reprocharle a su sucesora, Sabina Frederic, por la derogación de esos protocolos. “¿Dónde están las Taser que compramos?” le reprochó. Esto es ilustrativo, porque coloca a Bullrich en la misma posición que Berni, puesto en su cargo por Cristina y Kicillof, es decir, por el ala ¿progresista? de la coalición de gobierno.

Leandro Santoro, primer candidato a diputado nacional por el Frente de Todos en CABA, no se quedó afuera y declaró que las Taser “son necesarias”. Después, trató de diferenciarse al hablar del caso de Chano, afirmando que debió haber sido atendido “por personal especializado”, cuando el gobierno nacional ajusta sobre el presupuesto en salud en medio de la pandemia y de esa partida solo un 1,47% es para el área de salud mental (la ley que la regula establece que debiera asignarle no menos del 10%).

 

“La pandemia ha agudizado problemas preexistentes, y también los ha agudizado en la salud mental. Entonces, en vez de discutir en estas circunstancias, de colocar presupuesto del Estado para atender a las personas, estamos discutiendo de qué modo se las va a reprimir. Me parece un dislate desde todo punto de vista”, sostuvo Gabriel Solano en una entrevista en C5N.

En el Partido Obrero y el Frente de Izquierda – Unidad tenemos muy claro de qué lado de la mecha nos encontramos. En esta entrevista Solano deja claro el planteo que tenemos frente a la cuestión: contra la impostura de Santoro de hablar del “personal especializado” mientras destrozan el presupuesto en salud, exigió un aumento real de toda la partida presupuestaria del área y la asignación de un porcentaje mayor a la salud mental. De igual forma, rechazamos el reforzamiento represivo que todos los gobiernos han recrudecido y cuyo saldo es un muerto cada 21 horas en manos de las fuerzas represivas del Estado.

También te puede interesar: