28/01/2021

Tierra del Fuego: se aprobó el presupuesto de ajuste

El Frente de Todos y la UCR, unidos para ajustar a los trabajadores.

La Legislatura aprobó el presupuesto provincial 2021, presentado en noviembre por el gobernador Gustavo Melella (Frente de Todos) y recibido con gusto por el bloque radicalista. Se trata de su primer presupuesto, ya que el último se había votado en 2018 y se venía prorrogando hasta entonces, por la impotencia del oficialismo para elaborar un proyecto y reunir la sesión. El aumento entre uno y otro está indexado a la acumulación inflacionaria de los últimos tres años, pero quedaría por debajo de las estimaciones inflacionarias del 2021: tanto de las más optimistas con el 29%, como de aquellos organismos que vaticinan un 50% de inflación.

Sin embargo, el anuncio de su sanción fue entre bombos y platillos. La prensa oficialista festejó el «gran acuerdo político» entre pejotakirchneristas y radicalistas, que se unen para ajustar a los trabajadores en función de preservar los intereses gananciales de las privadas, asegurar el pago de la usuraria deuda provincial y avanzar por una (endeble) «reactivación económica».

Sanidad y educación

Tierra del Fuego es la provincia per cápita con más casos de Covid-19. Según los irregulares boletines oficiales, hablamos de 21.301 contagios y 330 muertes -todo indica que serían muchos más. Para peor, se registra una tasa de contagios triplicada desde diciembre. Sin embargo, a pesar del colapso hospitalario y la enorme escasez de personal sanitario, solo se destinará el 7% del gasto al sistema público sanitario. Ello, sin ningún tipo de plan para concluir la obra del hospital nuevo ni contratar más personal sanitario, mucho menos para invertir en testeos masivos o protocolos de salubridad e higiene. Lo único que se anunció fue una extensión de la «emergencia sanitaria provincial» hasta el próximo 31 de diciembre.

En el caso del sector educativo, se destinará otro miserable 9,6% del presupuesto. Y la tónica desconcertante se mantiene: nada se especifica para refacciones edilicias, mayor plantel docente o protocolos para la posible vuelta a clases. Se habla de un «plan de revinculación pedagógica», pero sin aclarar cómo se llevaría a cabo. Los que sí recibieron un significativo presupuesto subsidiario serán las escuelas privadas por más de $700 millones, un 62% más que lo destinado en 2019.

Pobreza creciente en la isla

Otro gran faltante en el presupuesto y sus debates en la legislatura es, increíblemente, la situación general de la isla. Hay un 22% de desempleo, siendo la segunda tasa más alta del país. Por otro lado, la pobreza se acrecentó de un 24% al 40% en cuestión de meses. Los paliativos que se otorgan a los desocupados son absolutamente insuficientes y no han sido aumentados para este año. Tenemos por caso el recientemente prorrogado programa social Red Solidaria que solamente lo perciben 16.000 beneficiarios (de 64.000 fueguinos pobres) y está congelado desde hace 3 años por $4000; es decir, $125 por día. Una situación explosiva que se combina con una enorme crisis habitacional, en la cual 10.000 personas están a la espera por una vivienda (Tiempo Fueguino, 25/1).

Pero mientras miles de fueguinos sobreviven a fin de mes y los salarios docentes y estatales sufren ajustes constantes, Melella y la planta política del gobierno provincial se ha asignado, con este presupuesto, un aumento salarial del ¡80%! La normativa arbitraria da por tierra con lo establecido por la ex gobernadora Fabiana Ríos, que había fijado su salario con la fórmula que contemplaba el promedio de los sueldos de los intendentes de Ushuaia y de Río Grande, más un 5%. Este fue el artículo que más polémica despertó y propició la organización de cacerolazos semanales para derogarlo.

Para pagar la deuda, todo

Finalmente, el 11,3% ($6.988 millones) de los recursos estimados en el presupuesto se destinarán al pago de la deuda provincial. Hablamos, principalmente, de los bonos TDF U emitidos en 2016 por la exgobernadora Rosana Bertone. Desde 2017, se pagaron u$s 104 millones y todavía faltan alrededor de u$s160 millones más intereses a 2027, todo lo cual revela el carácter usurario y confiscatorio del endeudamiento. Con las subas del dólar y la caída del precio del crudo, el gobierno provincial está urgido por renegociar con los acreedores; máxime cuando ya han adelantado que las regalías percibidas son insuficientes para garantizar los pagos y abiertamente vaticinan que recortaran sobre otros fondos del presupuesto (Minuto Fueguino, 25/1). Sumado a esto, existe un déficit fiscal de $13.725 millones para 2021, que también será saldado con mayores políticas de ajuste.

Vamos por un plan de lucha

Por estas semanas, los trabajadores estatales comienzan a organizar cacerolazos para denunciar el dietazo político y el presupuesto de ajuste. Desde el Partido Obrero, proponemos convocar asambleas en todos los lugares de trabajo para deliberar un plan de lucha independiente del gobierno. Por la inmediata apertura de paritarias y que el salario equipare a la canasta familiar indexado al cálculo inflacionario. Por trabajo genuino y pase a planta permanente. Aumento de los planes sociales. Basta de despidos y suspensiones. ¡Abajo el presupuesto provincial de ajuste y la usuraria deuda externa!, ¡rechazamos el dietazo!

No al pacto con el FMI y los bonistas. Abajo el régimen de hambre y saqueo de los que gobernaron en las últimas décadas. Por una alternativa obrera y socialista.

También te puede interesar:

Panorama político de la semana.
Será el 17 de marzo a las 15:00 frente al Congreso y en distintos puntos del país.
Alberto Fernández lanzó un bumerang.
Panorama político de la semana.
El gobierno apuesta a un acuerdo, pero las cuentas no cierran.