16/11/2016

Tres Arroyos: Renuncia secretario de Seguridad asediado por denuncias de amenazas y zonas liberadas


La renuncia Ricardo Magrath, secretario de Seguridad de Tres Arroyos, se produce bajo el asedio de las denuncias que lo implican en casos como las zonas liberadas por la policía (como en el caso de los “policías techeros”, que robaban domicilios con el apoyo de zonas liberadas), los certificados truchos de policías de oficiales de la policía local que no tenían el secundario aprobado y la denuncia por coacción y amenazas al director de la academia policialMagrath había cosechado el repudio popular, que se expresó en los centenares de firmas que recolectó el Partido Obrero pidiendo su renuncia.


Sin embargo, con su salida, Magrath pretende salvar al intendente, Carlos Sánchez, quien de acuerdo a los audios difundidos por un medio local estaba al tanto de los certificados truchos de los policías locales que no habían terminado el secundario. Ambos pertenecen al Partido Vecinalista, que gobierna la localidad desde 1999.


Se va Magrath pero queda en pie el régimen de policías implicados en el crimen organizado, de apremios ilegales sobre la juventud y atropellos a las libertades democráticas más elementales, del cual Sánchez es el responsable político número uno.


La sistemática movilización política del Partido Obrero por el “Fuera Magrath” se repitió en cada acto por el 24 de marzo y en las movilizaciones por el #NiUnaMenos. En las últimas semanas, recolectamos más de 500 firmas exigiendo su renuncia. El repudio generalizado a este personaje por un sector importante de la población, hacen de ésta una victoria popular.


Que sirva a la construcción de una alternativa política de los trabajadores que se proponga gobernar sobre nuevas bases sociales y desmantelar el corrompido aparato represivo, fuente inagotable de todo tipo de atropellos contra el pueblo.


 

También te puede interesar:

El distrito ya no tiene camas disponibles para pacientes con coronavirus y tampoco posibilidad de derivar.
En la localidad bonaerense de San Martín. La familia responsabiliza a la policía y al municipio.
Marcha y corte de ruta, las ciudad es una zona liberada.
La salida es terminar con el régimen narcosojero.
El intendente Ferraresi mantiene el silencio mientras Joel pelea por su vida.