Ante la falta de higiene del tanque del agua, el mal estado de las calles, etc., los vecinos de Barrio Copello organizados en el Polo Obrero realizamos varias visitas al Municipio, en las cuales sucesivamente el intedente no dio la cara, argumentando que tenía cuestiones más importantes que atender.


A partir del corte total del agua de la semana pasada, salimos con una nota a responsabilizar al Municipio de cualquier caso de diarrea, parasitosis, etc. relacionado con el consumo de agua, entregando el reclamo al Municipio y haciéndolo público a través de las radios locales. Porque así como a través de numerosas asambleas barriales se planteó la necesidad de la copa de leche los fines de semana y se alcanzó ese objetivo, que se personifica en los 130 niños que asisten al merendero, es que entendimos que el único medio que iba a lograr que el Gobierno Municipal dejara de darnos la espalda era la movilización.


Logramos así que en un corto período se restituyera el suministro del agua en el Barrio.


Y vamos por más:


  • Sostenimiento de los alimentos y gastos que necesita el merendero.
  • Apertura de más comedores populares en el barrio.
  • Partidas de medicamentos suficientes y gratuitas para todo el sector desocupado.
  • Empadronamiento de todos los desocupados con o sin subsidio para exigir ¡trabajo genuino ya!

También te puede interesar:

Las organizaciones piqueteras reclaman por trabajo genuino y aguinaldo completo.
Fue organizada por el Movimiento Sin Techo de Perú y contó con la participación del Polo Obrero.
En el marco de la jornada nacional de lucha en rechazo a un pacto con el Fondo.