29/06/2017 | 1464

Tucumán: conclusiones de la Conferencia Provincial del PO


El sábado 24, cuarenta delegados debatimos un informe de actividades, la situación provincial y un plan de intervención y desarrollo partidario. El proceso electoral y las Paso ocuparon un lugar saliente en las deliberaciones.


 


El debate de la situación provincial estuvo precedido por un informe que destacó el carácter convulsivo de la situación política como resultado del agravamiento de la crisis internacional y la bancarrota financiera en la Argentina.


 


Los partidos y frentes patronales que van a intervenir en el próximo proceso electoral van a intentar ocultar este escenario de crisis y  van a desenvolver una pirotecnia discursiva ocultando a la vez que entre el gobierno nacional y el provincial en todo este tiempo, como dijo el jefe de Gabinete macrista Marcos Peña, “se formó un buen equipo de trabajo”, donde los legisladores nacionales del FpV votaron las leyes macristas, y el macrismo liberó a Manzur de todo cuestionamiento judicial por el fraude de 2015 y por las causas de corrupción por las cuales estaba imputado.


 


El arco político electoral


 


En la conferencia se caracterizó al arco político que va a intervenir en las Paso. Son cuatro frentes y dos partidos.


 


En el caso del Frente Justicialista de Tucumán, en forma sorpresiva fue desplazado al tercer lugar quien era número puesto: Pablo Yedlin, secretario general de la Gobernación, reemplazado por el actual vicegobernador, Osvaldo Jaldo. Todo indicaba que Yedlin no movía el amperímetro, mientras Jaldo tiene articulado un poderoso aparato de punteros en buena parte del interior. Un hecho significativo es que en la interna con este frente randazzista competirán el frente Ciudadano, el massismo y hasta Pueblo Unido, con Gumersindo Parajón. Todos estos han buscado el amparo de Manzur para buscar una tabla de salvación a los procesos políticos terminales que los envuelven.


 


El macrismo se va a expresar con el frente Cambiemos por el Bicentenario, liderado por el titular del Plan Belgrano, José Cano (UCR). El Partido Socialista se apartó. A Libres del Sur lo apartaron de la lista y esperaría alguna prebenda compensatoria. La mitad del bussismo (con algunos legisladores y concejales) rompieron con Fuerza Republicana y se pasaron a esta alianza, porque vieron no sólo mejor futuro personal, sino también mejor futuro al reclamo de impunidad a los genocidas.


 


Cano ha sido llevado a una encrucijada, pues si fracasa se le termina su carrera para 2019. Apostando a su fracaso se encuentra buena parte de la dirigencia de la UCR, e inclusive sus correligionarios, que lo han denunciando como jefe de una banda corrupta en el manejo de los fondos del Plan Belgrano. Hasta Domingo Amaya, actual secretario nacional de Vivienda y ex intendente de San Miguel de Tucumán, un “PJ disidente” que acompañó a Cano en 2015 en la fórmula, ahora lo boicotea porque no fue incluido en la lista de candidatos.


 


El Frente Amplio está liderado por Mario Koltan, un ex dirigente del PC que luego rompió y fue funcionario de Alperovich y del gobierno K, y luego se pasó con Massa. En todo este periplo se transformó en uno de los principales empresarios de las prepagas (Boreal) de la salud. Tiene como aliado a un sector del PS, a un sector del Frente Renovador y al PTP, que no le hizo asco ir una vez mas de furgón de cola de una opción patronal.


 


El Frente de Izquierda está encabezado por Ariel Osatinsky, actual secretario general de Adiunt, el gremio que agrupa a la docencia universitaria. Osatinsky se ganó un lugar en la consideración popular por liderar la lucha de la docencia universitaria y apoyar reclamos de diversos sectores obreros y populares.  


 


El arco se completa con Fuerza Republicana (bussismo) en crisis  y el MST.


 


Las luchas y el escenario electoral


 


La reciente huelga de los limoneros ha sido muy aleccionadora porque tanto Manzur -Jaldo como Macri-Cano compitieron para ver qué mercado y prebendas impositivas y tarifarias se le ofrecían a los empresarios del limón para asegurarle superbeneficios, pero no dudaron en enfrentar una huelga que aun así logró arrancar el hasta ahora mayor aumento salarial en la provincia, de un 31% en una sola cuota, y que ha conmocionado al resto de los trabajadores, en especial a los azucareros que se encuentran en conciliación obligatoria con un paro de 48 horas pendiente.


 


Macri-Cano y Manzur-Jaldo han procedido igual con los ingenios y grandes cañeros, a los que se les ha asegurado grandes ganancias  con las devaluaciones, los privilegios impositivos, la suba del cupo de etanol en las naftas, y una completa impunidad para seguir contaminando.   


 


De la misma manera, ha preservado el régimen de impunidad existente en la provincia, e incluso ha explotado el cuadro de “inseguridad ciudadana” para proceder a una creciente militarización de la vida cotidiana.


 


En todo este escenario, el PO ha acompañado los reclamos obreros y a la Comisión de Familiares Víctimas de la Impunidad en la lucha política contra este régimen antidemocrático y de atropellos permanentes a los derechos de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


 


Desarrollo partidario


 


La Conferencia votó la salida de un llamamiento y una política dirigida a poner en pie decenas de comités de apoyo y abrir casas electorales. También resolvió la preparación de una audiencia pública contra la impunidad para el 8 de julio, una conferencia de la juventud provincial, una conferencia del Polo Obrero, un trabajo más molecular pero no por ello menos importante en los ingenios y citrícolas y desde ya en la UNT y la UTN, entre otras iniciativas.


Vamos a ser, sin dudarlo, la fuerza motriz del Frente de Izquierda.


 


 



 

También te puede interesar: