Políticas

27/8/2015

|
1378

Tucumán: La campaña y votación del Frente de Izquierda


La campaña del Frente de Izquierda se sostuvo en las espaldas del Partido Obrero, desde la conformación misma de las listas en todas las comunas y municipios. El PO sacó un manifiesto provincial y 15 manifiestos locales, varios afiches, realizó congresos regionales, actos, e intervino con un rol dirigente en los principales reclamos del período (2º audiencia pública contra la impunidad y la huelga docente universitaria que ya lleva casi dos meses).


 


En la capital, el PO tuvo 600 fiscales, y en toda la provincia llegamos a 800.


 


Durante la campaña, se desarrolló un gran esfuerzo por entregar la boleta en mano, como única forma de asegurar que pudieran votarnos en medio de los centenares de “acoples”. Durante el acto comicial, hubo llamadas durante todo el día de personas que señalaban que no nos pudieron votar por no estar nuestra boleta en el cuarto oscuro.


El jueves 20 se realizó el debate de los candidatos a gobernador, con la ausencia de José Luis Manzur, candidato del oficialismo.


 


Todos los medios coincidieron en el impacto que tuvo la intervención del candidato del Frente de Izquierda Daniel Blanco. Ello se vio reflejado esa misma noche, donde los grupos de pegatinas eran abordados por los transeúntes pidiendo boletas y, al día siguiente, cuando personas de todas las edades y lugares de la provincia pasaron a retirarlas por nuestra sede. En las concentraciones del lunes y martes, numerosísimas personas nos expresaron su reconocimiento por la claridad y firmeza de las posiciones volcadas en el debate.


 


Los resultados muestran un claro contraste. Donde se pudo fiscalizar, se duplicaron los votos respecto a 2011. La completa irregularidad que verificamos en las horas posteriores impiden tomar con la menor seriedad los datos del escrutinio provisorio. De nuestros fiscales, surge una votación del orden del 2% en la Capital de la provincia.


 


En cambio, en numerosos departamentos del interior provincial donde no se pudo fiscalizar el resultado es cero. Muchas personas declararon habernos votado, y otras haberlo querido hacer y no encontrar la boleta.