26/04/2007 | 989

Un 1 ° de Mayo con la Patagonia Rebelde


Este nuevo 1° de Mayo nos coloca ante una gran responsabilidad.


La responsabilidad de colaborar, con nuestra movilización, al triunfo de las rebeliones populares que encabezan los docentes en Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego.


Por esta extraordinaria razón es necesario que nos movilicemos en masa, o sea en forma unitaria, a Plaza de Mayo y a todas las plazas de todas las ciudades de Argentina


En Neuquén, la consigna “Fuera Sobisch” cada vez gana mayor apoyo de la población.


Los trabajadores petroleros se han juntado a esta pueblada con un paro, para reclamar, ellos también, un justificado aumento salarial.


Santa Cruz, la provincia ‘del’ Presidente ha sido ganada por la rebelión popular.


El pueblo pingüino desafía el poder político de la camarilla de Kirchner.


Los Sancho y todos los alcahuetes oficiales se tienen que ir (“que se vayan todos”), y el gobierno de la provincia tiene que pasar a manos de una Asamblea Constituyente, que sea convocada por los trabajadores en lucha y las principales organizaciones populares.


La exigencia de un salario mínimo igual a la canasta familiar se ha convertido en una causa que abraza a todo el pueblo y a todas las provincias.


Ha desencadenado una rebelión popular porque ha unido a todas las clases sociales trabajadoras; porque ha tomado el control de rutas, calles y lugares de trabajo; porque ha desnudado al poder como una camarilla con intereses propios, completamente ajenos a las necesidades del pueblo.


Las luchas populares que recorren el país han establecido una delimitación de los campos.


Lo saben el gobierno y la burocracia sindical, que tratan de cerrar las paritarias con ‘techos’ inaceptables y ‘aumentos’ manipulados.


De un lado, los docentes en lucha, los trabajadores autoconvocados.


Del otro, las grandes patronales y los Kirchner, los Sobisch, los Romero, los Yasky y los Moyano.


Los Macri, los Telerman, los Filmus-Heller, los Bielsa, los Sapag y Carrió y los Binner.


Esta es la situación que los trabajadores tenemos en la agenda el 1 de Mayo: por la victoria de las reivindicaciones, por la victoria de las rebeliones populares.


• Por el triunfo de los docentes.


• Que CTERA convoque a una huelga general —como reclaman las maestras y maestros de Santa Cruz.


• Que los trabajadores decidan sobre las paritarias y los convenios de trabajo; ¡fuera la burocracia sindical!


• Por un salario igual a la canasta familiar.


• Para que se vayan los represores de Santa Cruz, Salta y Neuquén.


• Por la recuperación de los sindicatos y las organizaciones obreras.


• Por un gobierno de los trabajadores.

En esta nota

También te puede interesar:

Demos una lucha a fondo por el Consejo Autónomo. Sumate al Congreso Nacional del Plenario de Trabajadoras.
Un gobierno en “stand by” ante la catástrofe sanitaria en curso
Reclaman dispositivos, becas y conectividad para poder cursar.
La ministra de salud se ocupa de aleccionar a los trabajadores pero no del colapso sanitario.
Fue advertido por el personal de salud. Por una salida de los trabajadores/as para enfrentar la pandemia.