30/11/2021

Un acto divisionista del PTS el 11

Luego de la marcha a Plaza de Mayo contra el acuerdo con el FMI.

Plenario de parque Lezama. Foto Fede Imas

El PTS está publicitando un acto propio al finalizar la movilización del 11 a Plaza de Mayo, en el cual hablarían los diputados electos por el FIT-U de su partido. Creemos que se trata de un grave error, consecuencia de una política divisionista y de autoconstrucción.

Sucede que la movilización del 11, siendo resultado de una iniciativa y un documento del FIT-U, ha concitado la adhesión de organizaciones de lucha, que no pertenecen ni adhieren al Frente, que se hicieron presentes en la asamblea abierta del pasado viernes 26 en Parque Lezama donde se aprobó la marcha y sus consignas. Allí se coincidió en saludar y señalar la importancia de que el FIT-U haya propiciado una acción de frente único contra el acuerdo con el FMI más allá de sus propias filas. A su vez la convocatoria se extendió a otras organizaciones piqueteras, sindicales, políticas, etc. que han valorado una política de unidad para enfrentar un acuerdo cuyos efectos sobre los trabajadores agravarán la ya grave situación que viven, y que se manifiesta en el aumento de la pobreza, en la caída del salario y el avance en la pérdida de derechos y conquistas, y en un retroceso sin precedentes en las condiciones de vida.

Inexplicablemente, luego del éxito de esta reunión, el PTS, en sus materiales, le adosa a la marcha común un acto propio, algo que no informó en ninguna reunión previa. Es frecuente que las organizaciones políticas realicen habladas luego de las actividades comunes. Pero otra cosa es un anuncio público de la actividad, en donde hablarán 3 diputados nacionales electos por el FIT-U. En este caso, es claro que la actividad del PTS está compitiendo públicamente con la convocatoria común a Plaza de Mayo. Una actividad de estas características inclusive puede presentarse como un cierre de la actividad común, cosa que desnaturaliza completamente la movilización de decenas de organizaciones a la Plaza de Mayo.

El frente único que estamos armando es la herramienta para enfrentar un propósito que comparte el conjunto de la clase capitalista y sus representantes, que es descargar sobre los trabajadores las consecuencias del acuerdo. Y es a su vez un avance para explotar la crisis y enfrentamientos, que este acuerdo y esta política genera incluso al seno de quienes abogan por la necesidad de concretarlo, en beneficio de una salida propia de los trabajadores.

Es también un avance en una política común que permita a los trabajadores intervenir en la lucha contra las consecuencias del acuerdo de concretarse. La rebelión que ha sacudido (y aún sacude) a los países del continente para enfrentar el ajuste de los gobiernos capitalistas está en el panorama de nuestro país, como ya se manifestó el 14-18 de diciembre de 2017 contra la reforma jubilatoria de Macri.

El acto anunciado por el PTS va a contramano de este rumbo. Coloca la autoconstrucción de su organización sobre la necesidad de no obstaculizar el acercamiento de todos los que quieran luchar contra el acuerdo y para romper con el FMI. Constituye una aparateada negativa al objetivo de la convocatoria a Plaza de Mayo.

Llamamos a concentrarse en la campaña por llenar la plaza de Mayo, y las plazas del país, con las consignas que hemos resuelto en común.

También te puede interesar:

En el marco de una inflación sin techo y de una devaluación que se acelera. Escribe Eduardo Salas.
En el medio de las negociaciones con el Fondo.
El acuerdo con el FMI engrosará esta hipoteca impagable.
El FMI dirige la batuta en un país hambriento y saqueado.
El gobierno benefició a la banca y hundió a los jubilados en la indigencia.