08/07/2020

Un hombre de Vicentin será el director del Banco Municipal de Rosario

Este pichón de González Fraga fue avalado por todos los bloques del Concejo.

Adrián Giacchino, un hombre fuertemente ligado a los capitales privados

A propuesta del intendente Pablo Javkin (del Frente Cívico) y con el aval de la mayoría parlamentaria, el Concejo deliberante de la ciudad de Rosario votó la aprobación para designar a Adrián Giacchino como presidente del Banco Municipal de Rosario. Giacchino, un hombre fuertemente ligado a los capitales privados de todo tipo, fue director del Banco Nación y estrecho colaborador de González Fraga durante su período como presidente del BNA durante el gobierno de Macri.

A mediados de 2019 Giacchino había sido elegido por Alberto Padoán, por entonces presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario y titular de la firma Vicentin SAIC, para dirigir el Banco Corporativo impulsado por la Bolsa de Comercio rosarina, las bursátiles Rofex y MAV y las aseguradoras, Sancor, San Cristóbal y La Segunda. Cabe aclarar que esta idea se desenvolvía cuando el grupo Vicentin ya poseía una deuda con el Banco Nación de $ 18 mil millones.

En medio del “Plan para rescatar a Vicentín y no expropiarla” que impulsan el gobierno nacional y provincial, así como de la brutal incertidumbre laboral que viven los trabajadores de todas las empresas del grupo, el régimen político a través de los concejales de todos los bloques (UCR, PS, Ciudad Futura, parte del PJ) dan un respaldo claro al pulpo sojero Vicentin.

Votaron a favor de empoderar a Vicentin: María Eugenia Schmuck (UCR), Roy López Molina (PRO), Marina Magnani (La Cámpora), Andrés Giménez (La Cámpora), Caren Tepp (Ciudad Futura), Agapito Blanco (PRO), Fernanda Gigliani (PS), Pedro Salinas (Ciudad Futura), Verónica Irizar (PS), Charly Cardozo (PRO), Susana Rueda (PS), Lichu Zeno (PS), Anita Martínez (PRO), Fabricio Fiatti (UCR), Luz Olazagoitia (Ciudad Futura), Aldo Poy (PS), Jessica Pellegrini (Ciudad Futura), Marcelo Megna (PRO), Daniela Leon (PRO), Alejandro Rosello (PRO), Lorena Carbajal (PS), Ariel Cozzoni (Unite), Mónica Ferrero (PS), Germana Figueroa de las Casas (PRO) y Renata Ghilotti (PRO)

Y en contra, Norma López (PJ), Eduardo Toniolli (PJ) y Alejandra Gómez Saenz (PJ).

A Ciudad Futura la compró el lobby sojero

A esta altura no resulta sorpresivo el voto positivo de Ciudad Futura a la designación de Giacchino. La votación es un apoyo pleno al lobby sojero para garantizar la impunidad de los 100 accionistas que desfalcaron al Banco Nación, a productores y, en particular, los derechos laborales de miles de obreros.

Como en el pasado, Ciudad Futura funciona como correa de transmisión y un puntal de apoyo del poder ejecutivo. A pesar de presentarse como la renovación de la política, fueron colaboradores estrechos de la exintendenta Mónica Fein (PS). Es importante destacar que Ciudad Futura tiene cuatro concejales, es decir, no es un bloque pequeño o marginal que no define nada; muy por el contrario, su aporte ha contribuido a definir votaciones claves como la de la deuda municipal y el ingreso de la Gendarmería a Rosario, por ejemplo.

Veremos si este alineamiento con el radicalismo que hoy gobierna Rosario implica un principio de ruptura con el Frente de Todos, al que apoyaron en toda la línea durante las elecciones de 2019; lo cierto es que una vez más Ciudad Futura es una fuerza muleto de los peores chanchuyos de los “partidos tradicionales”.

Por su parte, la intervención del gobierno nacional nunca se efectivizó y está pronta a caducar incluso en los términos del DNU emitido por Alberto Fernández, que la prolongaba solo por 60 días; en tanto que el “Plan Perotti”, se resume a negociar un plan de capitalización de deudas, lo que plantea la posibilidad cierta de que se proceda a una reestructuración del esquema de negocios, con el desguace de ciertas líneas de producción como hizo Sancor, que pasó de explotar 5.000 obreros a 1.800 en la actualidad.

Mientras Ciudad Futura pone los votos de su base electoral al servicio de sostener los intereses de los pulpos sojeros, busca tapar esta política rabiosamente antipopular presentando un proyecto para cobrar una “contribución extraordinaria” destinada a financiar un subsidio al transporte público. El carácter extraordinario implica in limine que la medida está acotada en el tiempo, que tal vez sea por única vez, y ese dinero estaría destinado además a rescatar los beneficios de las patronales del transporte. Si consideramos además que no es certero que en algún momento se llegue a tratar efectivamente el proyecto, podemos decir que la medida es sobre todo, una pantalla de humo.

El Partido Obrero, con lxs obrerxs de Algodonera Avellaneda

Denunciamos que en medio del conflicto de Vicentín y la tenaz lucha de los trabajadores de Algodonera Avellaneda, perteneciente al Grupo Vicentin, el Concejo de Rosario se pronunció a favor de un hombre políticamente aliado a González Fraga, al macrismo y a Padoán, y busca de esta manera seguir favoreciendo a funcionarios que se enriquecen a costa de la explotación de los trabajadores.

En oposición al lobby sojero, así como de una intervención estatal trucha que apunta a preservar a los vaciadores, llamamos a las y los compañeros trabajadores del grupo Vicentin a deliberar en los lugares de trabajo, bajo la forma de reuniones, asambleas de sector y de planta para poner en pie un programa en defensa de las condiciones de trabajo. Una política independiente de los trabajadores y de los sindicatos es clave en la etapa.

#Asambleas obreras que voten un pliego de defensa de las conquistas salariales y convencionales y un plan de lucha. Toda la población debe rodear de solidaridad estos reclamos, porque hacen a la defensa del corazón productivo de la provincia.

#Que se abran los libros de todo el grupo Vicentin. Lxs trabajadores tienen derecho a conocer de primera mano la información contable y elegir representantes a tales fines.

# Estatización sin pago del todo el grupo Vicentin. Las deudas con los productores de granos deben afrontarla con su patrimonio personal los accionistas mayoritarios. Puesta bajo control obrero.

#Recuperación del complejo agroexportador en beneficio del pueblo trabajador. Congreso de delegados obreros con mandato, que discuta un programa de recuperación industrial en base al no pago de la deuda externa y la nacionalización de la propiedad terrateniente, de los puertos privados y el comercio exterior.

En esta nota

También te puede interesar:

En lo que va de 2020, se contabilizan al menos 15 femicidios en Santa Fe.
Editorial. Escribe Néstor Pitrola
Los vínculos del poder político y la narco policía santafesina
La docencia estará de paro entre el 10/8 al 21/8 en los departamentos del sur de Santa Fe.
Desde Prensa Obrera entrevistamos a trabajadores que iniciaron una denuncia anónima en redes sociales.