24/06/2020

Un pronunciamiento masivo de la juventud en apoyo al impuesto a las grandes fortunas del FIT-U

En las últimas semanas la campaña por el Impuesto a las grandes Fortunas cosechó centenares de firmas en distintos ámbitos de la juventud: estudiantes universitarixs, terciarixs, secundarixs, jóvenes de las barriadas y trabajadores de reparto y fast-food han sumado su firma en apoyo a este proyecto.


Entre las firmas se destaca decenas de compañerxs de los principales secundarios de la capital y presidentxs de centros de estudiantes como el del Colegio Nacional Buenos Aires, el del Rodolfo Walsh, de los terciarios Romero Brest, Lenguas Vivas y Juan B. Justo y de los centros de las facultades de Farmacia y Bioquímica y Veterinaria de la UBA. También, se pronunció el Centro de Estudiantes de Farmacia y lxs representantes de la secretarías Unidad Obrero estudiantil y Ciencia y Técnica de la Fuba.


Esta iniciativa contrasta con las conducciones de la Fuba y la FUA dirigidas por la Franja Morada-UCR que han ignorado este reclamo. Por su parte, las corrientes estudiantiles ligadas al gobierno nacional hacen demagogia al apoyar el proyecto anunciado por el oficialismo que aún no se ha presentado. A pesar de vociferar este apoyo, sus representantes parlamentarios votaron en conjunto con Cambiemos rechazar que se incluya en el temario el proyecto presentado por el Frente de Izquierda.


Nuestra campaña es la expresión genuina de una juventud que vive los embates de la ofensiva capitalista que se vieron seriamente agravadas en esta pandemia. Los despidos y las suspensiones con recortes salariales se multiplicaron por miles desde que se anunció la cuarentena, que golpea con fuerza a la juventud precarizada. A su vez, las becas de ayuda económica estudiantiles fueron recortadas o directamente no se dieron. Y en los barrios, la IFE -en los casos que se cobró- no cubre las necesidades de miles de jóvenes, ensanchando las cifras de la pobreza.


El gobierno nacional, lejos de atender las necesidades de la juventud, orientó su política al pago de la deuda externa y al rescate de los capitalistas. El ATP a empresas como Techint, las exenciones de las cargas patronales, el congelamiento de las paritarias y la anulación de la movilidad jubilatoria fueron los lineamientos políticos que lo caracterizaron en esta etapa. Luego de amagar varias veces con presentar un proyecto que nunca vio la luz para gravar las fortunas, terminó ofreciendo un plan de moratoria que beneficia a los mismos que debía gravar el impuesto. Hoy el único proyecto que sigue en pie es el del Frente de Izquierda.


Esta campaña tiene aún un largo camino por recorrer en la juventud de todo el país. Vamos por miles de firmas.