15/08/2013 | 1281

«Una revolución en Formosa»

Dialogamos con Fabián Servín, Natalia Coronel y César Kalyn, candidatos del PO Formosa, luego de la elección donde obtuvieron un 5,5% de los votos.

-¿Cómo vivieron la campaña electoral?


F.: Con mucha intensidad. Desarrollamos agitación callejera, recorrida en los barrios, la mesa en el microcentro, la plataforma para la población y charlas permanentes.


Esta militancia nos permitió ganar protagonismo en los medios, de a poco.


-¿Cómo vieron la elección los trabajadores y la gente de la provincia?


N.: Existe la necesidad de encontrar una alternativa y confiaron en el Partido Obrero. Esto implicó que el voto pasara a ser "nuestro voto" y no simplemente "el voto de ustedes". Nuestra elección excedió nuestros límites, mucha gente hizo campaña por el PO de forma independiente. En las líneas de colectivos los trabajadores discutieron el voto al PO. También nos votaron masivamente entre los trabajadores de prensa. Lo mismo ocurrió entre empleados de grandes empresas de supermercados y docentes. Nos elogiaron la juventud de los candidatos y nuestra campaña hacia los jóvenes, denunciando la falta de oportunidades para una juventud que abandona Formosa.


El voto al PO y la emergencia de la izquierda en la provincia armó una revolución en las elecciones.


Hay un proceso en donde los jóvenes llaman a votar a la gente grande. Nuestro partido, lleno de jóvenes, empieza a incluir a viejas generaciones de luchadores que viven como un nuevo despertar. Y para los jóvenes, que vivieron toda la vida bajo el gildismo, es también un cambio político muy profundo. Acá también "somos el partido de los hijos".


-¿Cuál fue el motivo de esta gran elección?


N.: Hay a un contexto de crisis del partido del gobierno, de disgregación. Y la clase trabajadora se siente oprimida por este régimen, y tampoco la representa la oposición tradicional. En ese contexto, nos presentamos como una oposición real y creemos que con la campaña desarrollada, hemos logrado ser comprendidos en la necesidad de pasar la interna para desarrollar nuestro programa.


-¿Cómo vieron la elección del radicalismo y el retroceso del gobierno?


F.: En cuanto a la oposición, se presentaron con un discurso demagógico, hablando del impuesto al salario por ejemplo. Pero está claro que, para muchos trabajadores, (el radical sojero) Buryaile representa los mismos intereses sociales que vienen sosteniendo el gobierno de Insfrán. El gobierno viene desgastado por su política represiva, perdió más de veinte puntos desde la última elección. Esto generó una guerra entre las fuerzas internas del propio oficialismo y algunos le sacaron el cuerpo a la campaña.


-¿Cómo impactó la campaña nacional del Frente de Izquierda en la elección de la provincia?


-Frente a la crisis de todo el régimen a nivel nacional, nuestra campaña se potenció al ver como la izquierda auténtica expresada en el Frente de Izquierda se viene desarrollando en todo el país.


-¿La izquierda en Formosa, llegó para quedarse?


-Esta elección nos abre un gran desafío: cómo consolidar nuestra fuerza y pelear por el ingreso a la Legislatura provincial y a los consejos. Tenemos el desafío de consolidar una organización partidaria en la capital y en toda la provincia. En esto, va a tener gran importancia el armado de nuestras listas locales para la elección de octubre, cuando se votan también cargos provinciales. Queremos colocar al PO como al ternativa, ahora que estamos ubicados como tercera fuerza política.

También te puede interesar:

Sobre la visita del falso libertario a la provincia.
En el acto del día de ayer, en la cancha de Ferro, quisieron despegarse del fracaso macrista de cara al 2023.
En Plaza de Mayo y en las otras plazas del país.
El gobernador logró reelegirse con el 76% de los votos contra un PJ incapaz de ser oposición.