22/12/1993 | 409

“¡Una viva escuela!”

Atravesamos en automóvil 1.450 km., desde Santiago hasta Buenos Aires. Algunos compañeros llegaron a Santiago desde el puerto de Valparaíso, otros viajaron desde Concepción, capital de la región del Bío Bío. Partimos desde Santiago el 8 de diciembre a las 12 horas.


Una vez que pasamos la cordillera no salíamos de nuestro asombro al observar los extendidos campos que terminaban donde se perdía nuestra vista. Fuerte contraste frente a nuestra geografía accidentada de cerros, cordillera y océano.


Al llegar a Buenos Aires, aproximadamente a las 18 horas del día 9 de diciembre, encendimos la radio:


“Importantes manifestaciones fuertemente reprimidas por las fuerzas del orden se registraron este mediodía frente a la casa de gobierno en La Rioja contra los anuncios de despidos de empleados estatales”.


Comentamos: “El VIº Congreso del Partido Obrero se celebra en medio de la decidida acción de los trabajadores: ¡Qué digno homenaje al Congreso y qué significativa recepción a nuestra pequeña delegación!”.


Y así fue. El VIº Congreso, con su gran nivel político, el ejercicio de la más amplia democracia interna, base de la franca confrontación de ideas y posiciones, nos mostró una viva escuela de construcción de un partido revolucionario.


La línea de intervención política definida a nivel nacional e internacional nos entregó herramientas preciosas para nuestra militancia revolucionaria en Chile.


Con el VIº Congreso del PO, los militantes de la OSR de Chile consideramos que la clase obrera internacional ha dado un nuevo paso en la reconstrucción de la IVª Internacional y en la lucha por la revolución mundial y el socialismo.


Con saludos revolucionarios.