07/07/2007 | 895

Zarate: El PO denuncia el tarifazo

Ganamos las calles

El servicio de aguas y cloacas es un tema caliente en Zárate. La población trabajadora carece de agua potable (un 60% de la población no tiene servicio de cloacas).


 


En 2001, la Municipalidad traspasó el servicio a la Cooperativa Eléctrica de Zarate con la promesa de grandes obras, un impuestazo del 300%. 8.000 personas ganamos la calle. Era enero de 2001 y este repudio fue la expresión zarateña del Argentinazo.


 


Cobraron 20 pesos por frente durante tres años, y la plata se «evaporó». La Cooperativa es una de las «cajas» del PJ.


 


La pelea interna del PJ de la provincia se ha trasladado a la lucha por la «caja». El intendente Bernués ofrece una privatización concertada y un reparto proporcional de la torta entre las dos fracciones.


 


Pero no es tan fácil blanquear semejante estafa (estamos hablando de 20 millones evaporados).


 


Al cierre de esta edición la maniobra de Bernués ya había fracasado por la oposición popular. Se dividó el PJ en el Concejo Deliberante. En la Audiencia Pública la representación de la Cooperativa se retiró.


 


El Partido Obrero ha lanzado una enorme campaña de agitación, repartió 3.500 volantes, y se anotó para intervenir en la Audiencia Pública para plantear:


 


1. Que el Estado se haga cargo de las obras, bajo control de los trabajadores y vecinos.


 


2. Financiación con un impuesto especial a los grandes usuarios de las napas zarateñas.


 


3. Investigación de los fondos cobrados en los tres últimos años y apertura de los libros contables.


 


4. No al tarifazo. Reducción de la tarifa de agua y provisión a quienes no puedan pagarla.


 

En esta nota

También te puede interesar:

La Municipalidad gasta millones en publicidad de Facebook, en lugar de invertir esos fondos en obras de infraestructura.
Una tragedia evitable, que expresa toda la crudeza de la crisis social y la desidia del Estado.
Hablan los vecinos de los barrios más afectados.
Los cortes en el suministro son parte de una crisis histórica de los servicios públicos en Santa Cruz.
La protesta se realizó frente a la sede de Aguas Cordobesas, casi 200 familias sin el servicio esencial.
El abandono de los gobiernos municipales, provincial y nacional.