02/11/2000 | 686

La banca del PO en Barrio General Belgrano (Ciudad Oculta)

La banca del PO se hizo presente el viernes 20 en la sede vecinal del Barrio Ge­neral Belgrano -Ciudad Oculta-, uno de los asentamientos que lleva casi 40 años sin hallar solución a sus reclamos de tierra y vivienda. En la sede de la Sociedad Vecinal se hicieron presentes unos 70 vecinos, incluyendo algunos miembros de la actual di­rección de la Asociación. El compañero Christian Rath reseñó las iniciativas parla­mentarias más importantes (salario míni­mo, seguridad en el trabajo, efectivización de los compañeros transitorios, entre otros) y destacó que no era nuestra función hacer de gestores sino convertimos en portavoces y organizadores de los reclamos utilizando una banca que era una conquista de la cla­se obrera.


La asamblea reveló un ascenso en el ba­rrio por lo masivo de la convocatoria, no re­gistrado desde hace mucho tiempo. Lo más relevante, sin embargo, fue la elaboración de un pliego reivindicativo que fija taxati­vamente los reclamos del barrio. Los veci­nos de Ciudad Oculta exigieron como primer punto la condonación de la deuda (90.000 pesos) que mantiene la Asociación Civil de la villa con la Comisión de Tierras Fiscales Nacionales Programa Arraigo, a cargo de la Ciudad de Buenos Aires. Surgió del debate la necesidad de exigir un plan de urbanización y que las cuotas que los veci­nos han pagado sean consideradas a cuenta de viviendas dignas, con cuotas que no pue­den superar el 20% del ingreso del grupo fa­miliar y la posibilidad de mora sin límite para el compañero desocupado.


Esto plantea la urbanización de las manzanas 1 a 31, compuestas por 3.000 fa­milias, incluyendo un censo actualizado ba­jo control de los vecinos. En este punto, la Asociación Vecinal presentó un plan de vi­viendas gradual, a razón de 1.000 viviendas desde el año 2001 y un presupuesto por vivienda de 17.500 pesos. En sus propios cál­culos esto significa habilitar como mínimo una partida presupuestaria de 18 millones de pesos, lo que incluye la condonación de la deuda con Tierras Fiscales Nacionales y el primer tramo de construcción.


El barrio, de vieja denominación Villa 15, se fue extendiendo hasta abarcar terre­nos de propiedad privada, que fueron defen­didos con la movilización frente al intento de desalojo de la última dictadura militar. Aquí los vecinos plantearon la expropiación de los predios, previa identificación -hay vecinos que ocupan estas tierras desde ha­ce 10, 20 y 30 años- y que éstos sean suma­dos al plan de urbanización. Se planteó, además, ampliar el banco de tierras para la construcción de viviendas hacia predios co­lindantes de dominio nacional.


Un reclamo votado fue que el personal sea prioritariamente seleccionado en el pro­pio barrio, sea para la construcción de las viviendas o para las tareas de infraestruc­tura. Finalmente, se planteó la defensa del “hospitalito” del barrio, con partida asigna­da en este presupuesto y no consumada.


El compromiso del PO es traducir estos reclamos en iniciativas parlamentarias y que en un segundo encuentro éstos sean so­metidos a la consideración de los vecinos.

También te puede interesar:

A propósito de la ordenanza municipal impulsada por el Frente de Todos en Avellaneda.
Vamos por un gran congreso provincial de la vivienda que resuelva una salida a la crisis habitacional.
Organicemos la lucha por la vivienda.
Una pareja de vecinxs del Barrio Las Flores murió producto de un incendio causado por deficientes instalaciones eléctricas.
Desde Prensa Obrera conversamos con vecinos de 8 de Enero y 11 de Marzo, quienes vienen reclamando la urbanización de sus barrios.