fbnoscript
19 de enero de 2018

[AUDIO] Escandaloso: dirigente de la gremial ATE negocia despidos con la patronal

Lo confiesa en un diálogo con un empleado del Hospital Posadas, donde los trabajadores están en lucha contra más de 100 cesantías.
Por Tomás Eps @tomaseps

Mientras los trabajadores del Hospital Posadas de la localidad bonaerense de Morón despliegan una intensa lucha contra más de 100 cesantías anunciadas esta semana, se ha filtrado un audio que expone crudamente la política de entrega de la seccional de Morón  de la estatal ATE –una de las gremiales que interviene en el nosocomio.

En el audio, al que tuvo acceso Prensa Obrera, puede oírse a Leonardo Cejas –secretario adjunto de ATE Morón, segundo de su líder Darío Silva– explicar a un empleado del hospital cómo se acordó con la patronal la lista de despidos.

 

Días atrás, Silva y compañía se abalanzaron con una patota de 30 personas contra los trabajadores del Posadas, quienes se habían acercado a la sede gremial a reclamar un paro contra las cesantías.

 “Va a haber no renovaciones, pero están claras cuáles son (…) Descomprimimos un montón, sacamos un montón de lo que había. Pero hay cosas que nos excedían”, afirma Cejas en el mensaje, dirigido a un empleado que estaría preocupado por su puesto. Toda una confesión de fe burocrática: en lugar de ponerse a la cabeza de la pelea planteada contra los despidos, aceptan la avanzada de la dirección del hospital, y regatean algunos puestos de trabajo con el único objetivo de “descomprimir” –frenar la lucha.

Entre los que Cejas, Silva y su gente mandan al muere se encuentran en primer lugar los “amparados”: se refiere a los enfermeros del turno noche, quienes en 2017 enfrentaron con la lucha una medida brutal que los obligaba a pasar de 10 a 12 horas de trabajo, y en ese marco presentaron recursos de amparo a la justicia. También los del “contrato Posadas”, una modalidad de empleo precaria propia de la institución, que cuando la patronal pasó a toda una parte del personal a un contrato aún más precario, se resistieron a hacerlo. Que la actual lista de despedidos esté compuesta por quienes dieron estas peleas en defensa de sus conquistas muestra de forma transparente que los despidos persiguen, junto con el ajuste, fines de amedrentamiento.

En ambos casos, los trabajadores fueron presionados por ATE Morón a renunciar a derechos, como reconoce Cejas al afirmar que “nos cansamos de decirle a los compañeros que [se] adecúen” a los cambios a la baja. Ahora, se escuda en la profecía autocumplida: “hay cosas que nos excedían, cuando metés un juez, chau” –para el burócrata, las opciones son resignarse a los atropellos o ser despedido.

Las acciones de Silva y su grupo comprometen a la Lista Verde de ATE –que dirige ATE Nacional y ATE Provincia–, que en el 2015 celebró como propia su victoria en la seccional Morón, a través de un discurso de Oscar De Isasi (secretario general de ATE Provincia) en el acto de asunción de Silva (ATEPba, 21/12/15). Pero la mancha se extiende también a la kirchnerista Lista Verde y Blanca, que dirige ATE Capital: Silva, hombre del pejotismo K, es afín al secretario general porteño, Daniel Catalano.

Las ignominias de ATE Morón (y de la también estatal UPCN)  resaltan la necesidad de una organización independiente para llevar adelante la pelea contra los despidos. Con todo, esta va para adelante: en el día de hoy los trabajadores del Posadas resolvieron en una gran asamblea (colmada de organizaciones solidarias) ir al paro y movilizarse el 23 de enero. 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios