28/01/2021

A un mes de la desaparición de Mario Curín

Sucedió en la localidad santacruceña de Perito Moreno. Desde el 26 de diciembre pasado no se conoce información de su paradero.

Mario Ernesto Curín de 58 años vive en una chacra a 3 kilómetros del ejido urbano de Perito Moreno y se comunicó por última vez con su hija Amira Curín el 24 de diciembre. Según investigaciones, dos días después de este llamado su celular registró movimientos por última vez.

La hermana de Mario Curín fue quien realizó la denuncia por desaparición de persona el día 6 de enero y ese mismo día la policía comenzó la búsqueda. Sin embargo, días después dejó de buscarlo por disposición de la justicia y los efectivos que habían llegado a la localidad fueron desafectados de la búsqueda (Tiempo Sur, 13/01/2021).

Su hija, quien vive en Paraná, Entre Ríos, se trasladó a la localidad santacruceña para hacer todo lo posible para continuar con la búsqueda de su padre y hasta el día de hoy sigue esperando que le tomen declaración sobre su última conversación él.

Habiendo pasado un mes desde su desaparición, Amira escribió una carta abierta a la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Santa Cruz. En la carta su hija solicita «ayuda humanitaria para difundir por todos los medios posibles su búsqueda» y denuncia la escasa repercusión del caso, lo cual ha llevado a un desconocimiento de gran parte de los habitantes de Perito Moreno sobre la desaparición. A su vez, pide «que se pongan a disposición todos los recursos disponibles para dar con él y establecer en qué contexto se da dicha desaparición», ya que habiendo pasado un mes no hay ningún indicio de lo sucedido.

Desde el Partido Obrero nos solidarizamos con los familiares de Mario Curín y exigimos que el gobierno provincial agote todos los medios para su búsqueda e inmediata aparición.

En esta nota

También te puede interesar:

Son trabajadores autoconvocados que prestan servicio en el Hospital Regional de Río Gallegos.
Contradicciones y falsedades del discurso inaugural de la gobernadora.
Se renueva la lucha por el salario y las condiciones de trabajo en la salud.
Salarios por debajo de la línea de la pobreza