29/05/2021
coronavirus

Catamarca: colapso sanitario en puerta

La pandemia de coronavirus en la provincia deja al desnudo la improvisación del gobierno de Raúl Jalil, que es un calco de lo realizado por el gobierno nacional. Los casos positivos aumentaron exponencialmente en el mes de abril y en lo que va de mayo, llegando a récord de casos positivos y de muertes diarias.

Los casos acumulados llegan a 25.185, los activos a 5.059 (según el último parte oficial de 28/5), estos números pusieron en jaque al sistema sanitario en la provincia, que tiene prácticamente ocupadas en su totalidad las camas con oxígeno (93,1 %).

Frente a este escenario, la administración Jalíl adhiere al decreto presidencial, pero al mismo tiempo habilita gran número de actividades como esenciales, como es el caso de la actividad minera, que posee conglomerados de contagiados en todos los departamentos donde hay emprendimientos. Esto no solo contribuye con la circulación comunitaria del virus, sino que afecta principalmente a los trabajadores, sobre todo a los independientes que no poseen un salario fijo. Si bien anunció ayudas económicas a sectores empresariales y exenciones impositivas, dejó de lado a los pequeños comerciantes o a los trabajadores que viven del jornal diario, que son alcanzados por medidas de miseria, o directamente excluidos de esos beneficios, quedando en una situación desesperante.

Paralelamente el Poder Ejecutivo envió a la Cámara de Diputados un proyecto que habilite a los Ministerios de Salud y Hacienda a negociar la compra de vacunas contra el Covid-19, que ya obtuvo sanción definitiva en el Senado, que con una mayoría aplastante de 14 legisladores funciona como sede del gobernador y también aprobado de manera unánime en diputados. Esto que se anunció como salida a la lenta inoculación de los catamarqueños es una cortina de humo del oficialismo y la oposición que avala el negocio capitalista generado en torno a la fabricación de las vacunas. Nuestro país, en el laboratorio mAbxience, propiedad del empresario Sigma, produce el principio activo de la vacuna, de ello resulta llevar a fondo la propuesta de Partido Obrero en el Frente de Izquierda, de intervenir e incautar la producción para asegurar la vacunación masiva de la población argentina.

Este escenario, también deja descubierto el vaciamiento del sistema sanitario provincial, con camas insuficientes, y salarios de enfermeros y trabajadores de la salud con sueldos de pobreza y en la mayoría de los casos precarizados, mientras el secretario general de ATSA, mira para otro lado, y firma sin que le tiemble el pulso la entrega de los trabajadores acordado un “aumento” salarial en cuotas que apenas supera el 30%, frente a una inflación que rondará entre el 45 y el 50%.

Los trabajadores tanto de la salud, como docentes y la clase obrera en general tenemos que romper este pacto de la burocracia sindical con el gobierno que tienen por objeto achatar el salario frente a la inflación creciente y condenarnos al contagio a costa de sus negociados.

También te puede interesar:

La OMS y OPS eligieron dos plantas biotecnológicas argentinas de Sigman para producir vacunas contra el Covid-19 bajo la tecnología de ARN mensajero.
Sobre las nuevas medidas oficiales que flexibilizan restricciones.
Sobre los últimos anuncios de Vizzotti.
Es en la escuela primaria de la sede Belgrano de esa institución.
Fracaso de la política de control de precios del gobierno.