23/06/2020

Chaco: nuevamente las y los trabajadores movilizados contra la precarización en la salud

El lunes 22, el personal de la salud del programa “Expertos” se manifestó frente al Hospital Perrando, en Resistencia (Chaco), con un reclamo que viene de arrastre: el pase a planta permanente.


Son alrededor de 1.750 trabajadores, algunos con más de 18 años de antigüedad que, al igual que los médicos residentes, reclaman el pase a planta permanente, derechos laborales y recomposición salarial. Las y los trabajadores del programa cobran unos $13.500 mensuales y trabajan en varias localidades de la provincia, entre ellas Resistencia, Fontana, Barranqueras, donde se encuentra el mayor número de personas contagiadas entre los pacientes como así también entre el personal de salud. Trabajan seis horas por día, 30 horas semanales, más las guardias, por un salario de indigencia y sin derechos laborales.


Las respuestas del Ejecutivo provincial han sido atacar las protestas con la policía, denunciar a las y los trabajadores que reclaman con sumarios y hacer promesas que no cumplen. “El gobierno nos dice que debemos esperar […] Yo le quiero preguntar al gobernador o a la ministra si ellos pueden vivir con 13.500 pesos mensuales […] ni siquiera contamos con una obra social”, exclamó una trabajadora.


Son trabajadores sin ningún tipo de beneficios que están cumpliendo funciones en medio de esta pandemia, en varios sectores o servicios, tanto en los quirófanos, farmacias, mantenimiento, guardia, terapia intensiva, en hospitales y centros de salud.


La demanda es clara y más que necesaria: que el gobernador Capitanich cumpla con el decreto 3456/19 de pase a planta, por el que hace años vienen reclamando. “El gobernador prometió una recomposición salarial y hasta el momento no recibimos nada, ni siquiera el bono de salud […] quedamos afuera de cualquier tipo de beneficios y la situación ya no se aguanta más”, declaró un trabajador a los medios.


La precarización se llevó la vida del doctor Duré y ha quedado expuesta con las denuncias y reclamos ante la situación salarial y laboral en la que se encuentran miles de trabajadores que llevan adelante la mayor cantidad de atenciones en hospitales y centros de salud de la provincia.


Para no lamentar más muertes por la precarización laboral debemos organizar un plan de lucha, votado en asambleas de trabajadores, que recorra toda la provincia y que ponga de manifiesto las necesidades del sector.


Vamos por una Tribuna de Salud que se organice y luche por un programa de intervención urgente para sobrellevar la emergencia en la provincia: pase a planta de todos los trabajadores de la salud; salario igual a la canasta familiar; elementos de bioseguridad necesarios; camas de terapia intensiva y respiradores; titularización de los médicos recibidos; preparar la infraestructura y reacondicionamientos necesarios para evitar el colapso. Por una centralización de la salud a nivel nacional para orientar los recursos a las zonas más afectadas.


Si lo importante es la vida, impedir la propagación de virus y mejorar el sistema de salud y a sus trabajadores es vital. El no pago de la deuda externa y un impuesto a las grandes fortunas se vuelven urgentes para destinar esos fondos a enfrentar la crisis planteada.