03/06/2021

Colapso sanitario: el hospital principal del sur de Mendoza es atendido solo por residentes

El Hospital Schestakow se encuentra en una grave crisis sin médicos especialistas y solo atendido por residentes que reclaman más personal y acompañamiento.

Residentes del Hospital Teodoro J. Schestakow (Mendoza) presentaron una nota dirigida al director del nosocomio reclamando condiciones dignas y seguras en su labor diaria, ya que una reducida planta de médicos en formación se hace cargo en solitario de la mayoría de los pisos del hospital.

Alrededor de 25 residentes, que hacen sus especializaciones médicas en el Hospital Schestakow -de referencia del sur mendocino-, reclaman acompañamiento de médicos especializados para la atención en el hospital ya que se encuentran solos, y sin la capacitación adecuada, a cargo de casi la totalidad de los pisos del hospital, con un promedio de 166 camas que son atendidas por solo dos residentes.

La intervención de residentes en la atención médica como refuerzos sanitarios es una constante en todo el país, sin embargo no lo es que se hagan cargo de áreas completas del nosocomio.

El mes de mayo fue récord en contagios en la región sureña, con una totalidad de 4.500 casos registrados, que no se redujeron pese al aislamiento estricto e la última semana del mes. Esta situación se da en el marco de la segunda ola de Covid-19 en el país.

“Lo grave de todo ello es que esas 166 camas, con pacientes Covid-19, distribuidos en cuatro pisos, son asistidas tan sólo por 2 residentes de primer o segundo año, sin ningún otro profesional de planta que asista, acompañe, supervise al médico, conforme a la legislación vigente (…) Ninguno de los firmantes tenemos la especialidad de terapista ni tampoco elegimos la formación de dicha especialidad, por tanto no tenemos el conocimiento necesario para brindar la atención debida a las personas afectadas con SARS COV 2. Haciendo mención especial a la falta de manejo de asistencia respiratoria mecánica, intubación rápida, manejo de drogas vasoactivas, manejo de bombas de sedoanalgesia, ventilación no invasiva – Cascos Helmet, manejo de Score″, señala el documento.

Luego de un 2020 signado por el virus, el gobierno no ha aumentado la planta médica del hospital insignia del sur de la provincia y motor de las campañas políticas del oficialismo provincial.

Según trabajadores del hospital, si bien se realizaron obras edilicias de ampliación esto no se ha traducido en un aumento del personal médico y ahora, junto a las rotaciones y los aislamientos, el hospital es llevado adelante por médicos residentes. Además, pese a la inauguración de nuevos espacios, los pisos funcionales han sido colapsados: “El área de maternidad que ocupaba el 2° piso se trasladó al auditorio del nuevo edificio, parece un campamento, todas las mamás están en un único salón sin privacidad ni nada para poder usar las salidas de oxígeno del piso”, agrega una  trabajadora.

Las terapias intensivas son llevadas adelante por residentes de los últimos años, que hacen lo que pueden con las complicaciones con las que llegan los pacientes. Además de que es un área colapsada, “se trasladó neonatología para aumentar las camas de terapia del primer piso y sin embargo todavía se tiene que elegir quienes van a terapia y quienes se quedan en sala común”, declara una trabajadora sanitaria. Cabe destacar que la totalidad de camas de terapia (10) se encuentran ocupadas por pacientes con Covid-19 y que quienes no tienen esta enfermedad son internados en el área de cardiología.

La falta de personal en las Unidades de Terapia Intensiva fueron parte de los reclamos que levantaron a los trabajadores de la salud el año pasado en la provincia, sumado esto a los salarios bajísimos que recibían y siguen recibiendo principalmente los enfermeros y prestadores.

“Unx no se prepara para ver morir a tanta gente”, manifestó un trabajador del lugar. Sobre las personas que no logran ingresar a terapia declaró: “A quienes no logran entrar, porque están todas las camas UTI ocupadas, se les trata de dar el mejor acompañamiento posible en la espera de que haya lugar en terapia o tengan una muerte lo más digna posible”.

Como respuesta ante el escándalo luego de la divulgación de la nota, el ministerio dirigido por Ivana Nadal envió una comitiva para charlar con los residentes y ¡pensar soluciones!, siendo esta la única respuesta del gobierno luego de más de un año de pandemia. Los enviados finalmente optaron por reordenar los horarios de los médicos especialistas pero no decidieron sumar más médicos, a pesar de que el sistema está sobrepasado.

Urge la solución inmediata de los reclamos de los residentes: el aumento del personal médico especializado, el acompañamiento a las tareas de los residentes de las diferentes especialidades, el reconocimiento de todos los trabajadores del sistema de salud y el pase a planta de todos los enfermeros, prestadores y demás, junto a una política que lleve los salarios por encima de la canasta básica y una política de centralización del sistema de salud que ponga por delante la salud de todas las personas y no busque evadir gastos a costa de médicos en formación.

Esta situación retrata el estado general del sistema de salud de la provincia y es un botón de muestra de la política de desidia que empuja hacia la muerte a cada vez más mendocinos.

También te puede interesar:

El sistema de salud en el ojo de la tormenta.
Ya son 1.100 los enfermerxs que rescindieron su contrato de distintos centros de salud de la Ciudad.
La salud entre el negocio de los privados y el ajuste del gobierno.
La Asamblea CABA de residentes y concurrentes dio una conferencia de prensa en rechazo a este ataque a la salud pública.