31/05/2021

Córdoba: colapsó el Hospital de Niños

La apertura de las escuelas entre la principal causa de un desborde sanitario que pone en riesgo la salud de la población.

Trabajadores del Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba han hecho saber que el establecimiento colapsó. Esto se produce en momentos en que la curva de contagios no da respiro y, sobre todo, tiene un impacto en la población en edad escolar.

En este marco se pretende volver a la presencialidad en las escuelas de nivel inicial y primario. La medida traerá una mayor circulación cuando la transmisión comunitaria del virus está a flor de piel.

Lxs delegadxs de ATE del hospital informaron que “el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad se encuentra al 100% de ocupación de camas, superada su capacidad de atención por el equipo de salud y en infraestructura tanto edilicia como de equipamiento e insumos. El personal es insuficiente, existen más de 100 vacantes sin cubrir”.

También comunicaron que “se le impone al personal de salud con patologías de riesgo dispensado, reincorporarse a trabajar. También al personal con contacto estrecho de conviviente Covid +, sin que haya verdaderas garantías de que los mismos no contagien a sus pacientes y propaguen el virus dentro de la institución”.

El ajuste es tan brutal que hay “falta de ropa de cama y colchones”. Además, “los baños tanto para el público como para el personal no se encuentran en condiciones, en su mayoría, para el uso con cuidado de la higiene y las medidas de bioseguridad”, indicaron.

En tanto que desde UTS (Unión de Trabajadores de Salud), a través de Estela Giménez, enfermera del centro de salud, se afirmó que en el Hospital de Niños, desde marzo, se triplicaron los ingresos por guardia de consultas respiratorias, llegando a superar las 300 por día, dando más del 50% de los hisopados positivos. Situación que coincide con el comienzo de las clases presenciales, la expresión más concreta de que las escuelas se han convertido en un foco infeccioso.

El contexto es tan grave que ante la alta demanda se tuvieron que duplicar las camas, unificado el área 500 para pacientes Covid con la 500-anexo que previamente era para quirúrgicos, como forma de tener más habitaciones disponibles para Covid pediátrico grave y moderado.

Mientras se incrementa la cantidad de niños en terapia, es claro que la duplicación de camas no alcanza cuando falta personal y nos encontramos con trabajadores agotados, tal como lo expresan trabajadores de la salud de todos los centros de salud.

En ese sentido, Yamila, enfermera de terapia, declaró: “Tenemos una terapia intensiva con 14 camas, con personas con patologías no necesariamente Covid: respiratorias, en atención por un posquirúrgico inmediato, con ventilación mecánica en buena parte de los casos. Es muy preocupante porque la infraestructura del Hospital de Niños no permite un adecuado distanciamiento para que haya tantos pacientes, la circulación desregulada de padres y madres y la falta de personal”, entre otros datos muy graves.

A la situación del Hospital de Niños se le suman todos los hospitales de la provincia, mientras el gobierno se jacta de tener 2.000 camas críticas con posibilidad de extenderlas a 3.000, no da respuestas frente a la falta de recursos humanos. Lejos de esto, sostiene la precarización laboral y los salarios de miseria, mientras no resuelva ninguna de las demandas de lxs trabajadorxs de la salud.

Frente a todo este escenario, lxs trabajadorxs de la salud debemos organizarnos y profundizar el plan de lucha para imponer las condiciones para que se responda a nuestras demandas. La acción de lucha de lxs residentxs demostró las reservas de lucha y las potencialidades de un movimiento que de levantarse como en Neuquén puede conquistar todos los reclamos pendientes, y de ese modo garantizar los derechos laborales y la salud de la población.

El levantamiento de “restricciones” y volver a la cursada presencial seguirá profundizando la segunda ola de contagios, por eso lxs trabajadorxs de la salud debemos acompañar el pedido de la docencia para que se suspenda la presencialidad en todas las escuelas. Vamos por asambleas en los lugares de trabajo y un plenario general de todos los hospitales en lucha que nos permita organizar la acción directa por el aumento de presupuesto e infraestructura, la reincorporación de todxs lxs despedidxs, el nombramiento del personal faltante, el salario igual a la canasta familiar y la vacunación a todxs lxs trabajadorxs. Son medidas elementales que se complementan con el planteo de la centralización del sistema sanitario bajo control del personal. Solo lxs trabajadores le podemos dar una salida a la crisis.

También te puede interesar:

El porcentaje surge de un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).
Municipales, integrantes del SUTNA, Luz y Fuerza, docentes, jubiladxs, contra la criminalización de la protesta.
La iniciativa empalma con los reclamos de las familias que venían de solicitar eximiciones de la presencialidad para evitar los contagios.
Se reclamó contra el ajuste de Schiaretti y Fernández, por vacunas para todxs, aguinaldo para trabajadores del Potenciar Trabajo.  
La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.