22/04/2021

Córdoba: denuncian la falta de profesionales en los centros de salud municipales

Las y los vecinos de Villa 9 de Julio reclaman respuestas a los funcionarios.

Los vecinos de barrio Villa 9 de Julio protagonizaron una jornada de verdadera “ciudadanía y participación”. En ocasión de la reinauguración del centro vecinal del sector, planificada para la tarde de este miércoles, unos cincuenta vecinos se hicieron presentes portando carteles y reclamando a los funcionarios que asistieron por las carencias barriales que rodean su vida cotidiana, entre ellas la situación del dispensario de la zona.

Los reclamos de los vecinos se centran en la carencia de profesionales (ginecología, psicología, trabajo social, etc.) de la salud, de administrativos, insumos médicos, medicamentos y seguridad específicamente relacionados con el dispensario, pero también se extienden a la falta de seguridad, el estado de las calles, el desmalezamiento de baldíos y basurales a cielo abierto.

En ese escenario, las y los vecinos plantearon de manera enérgica sus reclamos mientras los funcionarios presentes, entre los cuales se encontraba el Secretario de Gobierno municipal, Juan Domingo Viola, el director del CPC de Arguello, el director de asuntos vecinales y las autoridades de educación.

Las y los vecinos presentes en la manifestación son madres y padres de niños que se atienden en el dispensario, que “tienen que asistir a las 4 de la mañana para conseguir turnos para atender a sus hijos” y que entienden que “el problema no está en el personal del centro de salud, porque hacen lo que pueden, pero no dan a basto”.

Ellos son también padres y madres de los estudiantes que asisten a los servicios educativos municipales, que transitan las calles del barrio y lidian día a día con los problemas que denuncian. Son protagonistas de la lucha por sobrevivir día a día en un contexto que cada día se torna más hostil, más precario e inseguro, donde la organización es clave para enfrentar la pobreza de la mayoría de las familias.

Los vecinos y vecinas no acallaron sus reclamos y rápidamente procedieron a dejarlos plasmados en un acta que firmó el Secretario Juan Domingo Viola, comprometiéndose a dar respuesta en el lapso de 15 días como máximo a la totalidad de los reclamos.

Las demandas requirieron que el propio Viola ensayara, como discurso defensivo, que “esta gestión había recibido un municipio destruido”. Rápido de reflejos un vecino replicó que “hace 20 años gobiernan la provincia”.

La gestión municipal pretende ampararse en la herencia, pero las y los vecinos conocen que quienes hoy ocupan las bancas municipales fueron también funcionarios provinciales y legisladores del riñón del poder que sigue gobernando la provincia.

La situación da cuenta del ánimo que recorre las barriadas más humildes de la capital cordobesa: ante un colapso sanitario inminente, una inflación imparable y servicios municipales desmantelados, las y los vecinos más humildes se plantan a exigir los derechos que el Estado municipal debe garantizar: salud, vacunas, educación, conectividad, seguridad. Queda claro que lo que hoy ocurrió en Villa 9 de Julio fue una clase viva de ciudadanía y participación.

También te puede interesar:

Aseguran que el 40% de alumnos de la escuela Juan Domingo Perón no asiste porque “pasan hambre y no tienen ropa de abrigo”.
Participaron de la rebelión educativa que en el 2018 ocupó el Pabellón Argentina.
Más de 4 millones de familias en todos el país sufren problemas de vivienda.
El camino para la conquista de los reclamos del movimiento de mujeres y disidencias es la organización independiente del Estado.