11/07/2020

Córdoba: familias aisladas y pacientes con Covid sin la asistencia necesaria

Una vecina del Barrio Ciudad de mi Esperanza, que fue llevada al Hotel de Camioneros para realizar la cuarentena, manifestó a Prensa Obrera que las personas en el establecimiento no están siendo asistidas, las madres tienen que privarse del pan para que coman los niños, no cuentan con pañales y les dieron un jabón. Además, la calefacción tiene fallas.

En el lugar también hay pacientes Covid positivo, conviven con los demás integrantes del grupo familiar en ambientes separados. Con el hotel fuera de la capital, y con familiares que también se encuentran aislados, no tienen la posibilidad de que un familiar los asista. Esto hace más dramática la situación.

En la zona de Malvinas Argentinas y barrios de la capital se registra uno de los brotes de Covid que hay en la provincia. Las autoridades han establecido un cordón sanitario por el cual no pueden salir a trabajar, y tampoco reciben la atención necesaria para que se pueda cumplir realizar un aislamiento que se fue prolongando a medida que se fueron conociendo los casos. La zona estará aislada hasta el próximo 19 de julio.

Las vecinas de la zona le hicieron llegar a Prensa Obrera imágenes que dan cuenta que la asistencia que se da no alcanza a cubrir el tiempo de cuarentena. Las autoridades habían dado a conocer que gendarmería entregaría mercadería. Sin embargo, el COE en la mañana del sábado dio escasos alimentos como muestra la foto que ilustra esta nota.

El Polo Obrero, junto a otras organizaciones, viene reclamando una asistencia integral de las familias de las barriadas populares, quien son los que vienen soportando un ajuste precedente a la pandemia, y otro durante la misma, sin trabajo ni asistencia, dando cuenta del carácter antiobrero del gobierno de Schiaretti. Reclamamos la asistencia inmediata para las familias que lo necesiten, “con hambre no hay cuarentena”.

En esta nota

También te puede interesar:

La gremial Cicop denuncia que hay más de 6.000 profesionales de la salud contagiados.
Le denegaron el arresto domiciliario y sufrió las torturas del sistema penitenciario. Continúa en terapia intensiva.
Ya son al menos 600 los trabajadores ferroviarios infectados.
Los números que arrojan los informes del Otes son alarmantes.
El secretario general de Agec, Pablo Chacón, pacta con las patronales. Es necesario organizar los lugares de trabajo.