20/10/2020

“Nos quieren sacar francos, continuamos sin licencias”

Denuncia de las enfermeras del Hospital Rawson de Córdoba y reclamo a las autoridades.

El Hospital Rawson, uno de los centros de atención de pacientes con Covid-19 en la provincia, llegó al 100% de ocupación de camas críticas. El anexo Modular, en tanto, ya registra una ocupación del 30%. Los datos son una muestra de que la situación epidemiológica se agudizó. En los últimos días se informaron nuevos récords de personas fallecidas.

Mientras tanto, el gobierno ataca las condiciones de trabajo del personal de salud. En esa línea es que las autoridades del Hospital pretenden eliminar la guardia espejo, que consistía en trabajar 3 días y tener 3 días de franco; esta modalidad se instrumentó para reducir la posibilidad de contagio. A Prensa Obrera llegaron testimonios de las enfermeras quienes afirmaron que “nos quieren sacar francos, continuamos sin licencias”.

Las enfermeras elevaron este martes una nota al director del Hospital, en la que señalan: “el descanso psicológico que se conseguía con los 3 días de franco, era esencial para el cuidado psicológico del profesional, ya que la ansiedad y la presión del trabajo sobre el paciente demandante o crítico, está produciendo estragos en el personal de reciente ingreso, que debe enfrentarse a lo desconocido aprendiendo sobre la marcha, y sobre el personal más capacitado, con la mayor responsabilidad sobre los pacientes y sus colegas ingresantes. El daño causado al personal de enfermería, será mayor aun con la nueva modalidad de trabajo. Ya se han observado síntomas de ‘síndrome de Burnout’ en los profesionales, en todas las áreas, y en especial, en enfermería”. Por eso, reclaman que no se elimine la modalidad de trabajo espejo.

“Las condiciones de infraestructura en las que trabaja el profesional enfermero, tampoco facilitan la tarea, sectores como el pabellón 6, con 3 camas en una habitación para 2, con pacientes en ARM [asistencia respiratoria mecánica], más sus respectivas bombas de infusión, hacen imposible la tarea del cuidado por el pequeño espacio entre las unidades, dependiendo muchas veces la prevención de accidentes, de la destreza del enfermero. Tuvimos colegas que han ingresado a los sectores de aislamiento a las 14:50hs. Y dejaron el mismo a las 21:50, sin evacuar sus necesidades básicas como ingerir líquidos o ir al baño”, afirman las enfermeras en la citada nota.

Y agregan: “el pluriempleo en el que se ve sumida nuestra profesión es otro factor que agobia al personal que necesita del dinero, que, en esta economía, pierde el valor diariamente y [estamos] peleando para superar la canasta básica, lo cual es otro factor estresante. Por todos estos factores, decimos basta. Llegamos al límite. Necesitamos se respeten nuestra salud mental y física, así como nuestra solvencia económica, factores esenciales para la tranquilidad y buen desempeño”.

Las enfermeras solicitan que se les otorgue el bono de 5 mil pesos para el personal de salud, según consta en un decreto de octubre. Además, reclaman un “aumento de sueldo para los nuevos ingresantes, ya que la oferta no es equiparada al riesgo al que se enfrentan en esta pandemia, dejando de lado la seguridad laboral”.

La respuesta oficial

La carta concentra demandas elementales, que el gobierno debe responder. Cabe señalar que el director del Hospital, Miguel Díaz, realizó declaraciones tendientes a bajar la gravedad de la situación. En ese sentido, declaró a Cba24 que “hoy tenemos un porcentaje de ocupación del 100% pero esto es muy dinámico, todos los mediodías se dan altas, el número de pacientes que ingresan al hospital es el mismo número de pacientes que egresan, si bien es una situación de ocupación importante, no significa que haya un colapso sanitario”.

El director afirmó que “estamos trabajando a cama caliente”, y que la ocupación de las camas de la unidad modular tiene una “baja ocupación”. Sin embargo, cabe recordar que esta unidad solo tiene unas 10 camas comunes y 12 camas críticas. Frente a esta situación, se pretende incrementar la explotación laboral.

La lucha del conjunto de trabajadores de los hospitales debe ser apoyada, y más cuando hay una tendencia a la autoconvocatoria en los equipos de salud (el jueves 15, hubo una jornada en el Rawson y en el hospital Misericordia). Es necesario desarrollarla mediante un plenario de trabajadores de la salud, para construir un plan de lucha para garantizar las condiciones laborales, y por lo tanto defender la salud de toda la población.

En esta nota

También te puede interesar:

Schiaretti busca una reducción drástica que achate los haberes hacia la mínima.
Impulsemos la lucha por el bono de fin de año, asamblea, paro y plan de lucha.
Las variantes ajustadoras y antiobreras acapararon la votación.
El gobierno omitió cualquier medida de cuidado, convirtiéndolo en una invitación al contagio.