02/10/2020

Cutral Co y Plaza Huincul: la política sanitaria de los gobiernos es criminal

Ninguna medida sanitaria y aumento de la regimentación sobre la población.

En la mañana del jueves 1, el gobernador de la provincia de Neuquén, Omar Gutiérrez, junto a los intendentes de Cutral Co, José Rioseco (FyN-Frente de Todos) y de Plaza Huincul, Gustavo Suárez (MPN),  brindaron una conferencia de prensa virtual producto de la dramática cantidad de fallecidos diarios y casos positivos en la comarca petrolera.

En la conferencia no hicieron más que confirmar lo que venimos denunciando desde Prensa Obrera y el Partido Obrero: la política para enfrentar la pandemia, tanto del gobierno provincial como la de los gobiernos municipales,  es criminal.  Es que no se anunció ninguna medida sanitaria y relataron un refrito de medidas que apuntan a seguir con un esquema de regimentación sobre la población con el agregado de la participación de fuerzas federales.  El municipio de Cutral Co sacó una resolución prohibiendo el mate, estableciendo multas por encima de los $15.000

Tampoco se anunció la vuelta a la fase 1, algo que ya habíamos caracterizado que no sucedería desde el Partido Obrero local. Tanto el gobierno provincial, como los Ejecutivos locales, se subordinan a intereses capitalistas y de sectores del empresariado local a costa de la salud y la vida del pueblo de Cutral Co y Plaza Huincul. El no retorno a la fase 1 causó sorpresas hacia el interior del propio riosequismo. Algunos concejales oficialistas salieron a batir el parche de la fase 1 sin haber antes pasado el filtro del Ejecutivo provincial. Una nueva demostración de subordinación política del riosequismo al MPN.

Gutiérrez, en una necesidad imperiosa de lavarse las manos ante la situación, comparó al Covid-19 con un fenómeno climático. La comparación no va al caso, ya que  el coronavirus no es un tormenta repentina o un huracán anunciado con una semana de anticipación. Estamos hablando de 8 meses de desinversión en salud, de ausencia de testeos y regimentación social.

Gutiérrez, Rioseco y Suárez no se privaron de cargar las tintas del fracaso de su política sobre las responsabilidades personales. Siguieron al dedillo el guion discutido en la reunión que se desarrolló el jueves en Neuquén Capital.

Ante esta situación, las y los trabajadores debemos deliberar  en torno a una salida a esta crisis social y sanitaria que se cobra las vidas de vecinos, familiares, amigos y compañeros con una agenda que exprese las necesidades vitales de nuestras comunidades. Se ha revelado esencial un seguro de $30 mil al parado y desocupado para sostener una cuarentena responsable; la reapertura de Clínica Cutral Co para descomprimir el hospital; testeos masivos en los barrios y periódicos para el personal de salud. No al pago de la deuda usuraria y triplicación del presupuesto en salud.