25/10/2021

El cierre de la guardia pediátrica del Hospital Irurzun de Quequén, una bomba de tiempo

Un niño llegó a sus instalaciones con falta de respiración y lo derivaron al hospital Ferreyra, a casi 4 kilómetros.

En los días pasados una familia de Quequén sufrió la falta de respiración de uno de sus hijos pequeños. Ante la emergencia, la familia trasladó al niño para solicitar atención urgente al Hospital Irurzun, ubicado en las inmediaciones de su casa. La atención que recibieron fue pésima, relata la mamá, que también cuenta que sufrió maltrato y fue derivada con su niño al Hospital Ferreyra, a 4 kilómetros, sin siquiera garantizar el traslado en ambulancia. El costo del viaje de ida y de vuelta es de alrededor de 900 pesos, y en un cuadro de enorme pobreza en el país muchas familias no cuentan con estos recursos para afrontar una emergencia así.

Desde el Partido Obrero denunciamos la gestión de la directora de salud, Ruth Kalle, que renuncia a su cargo para dedicarse de lleno a la campaña electoral. La primera candidata en la línea política de Arturo Rojas, el intendente local, desatendió la salud pública que es de pésima calidad; con un claro faltante de atención en varias especialidades, desabastecimiento de insumos y, como se ve, sin garantizar la guardia pediátrica y la maternidad para el hospital Irurzun.

A los pobladores de Necochea y Quequén nos falta la salud pública y de calidad que merecemos. El evidente ajuste sobre el sistema de salud, tanto bajo este gobierno como en los anteriores, conlleva además del deterioro de hospitales y servicios a que no se cubran los puestos de trabajo para el personal de salud, que se le paguen salarios de miseria y que se beneficie el negocio de las clínicas y la salud privada.

Exigimos que se garantice el presupuesto y que se reabra la guardia pediátrica urgente, antes de que tengamos que lamentar una pérdida. El tiempo de recorrido de un nosocomio a otro puede significar el tiempo necesario para salvar una vida, sin más ni menos.

En esta nota

También te puede interesar:

El FMI dirige la batuta en un país hambriento y saqueado.
Que se garanticen de manera gratuita para la población trabajadora.
Panorama político de una semana “movida”.
El gobierno sale a poner parches, habilitando la venta de estos tests sin ninguna utilidad diagnóstica.
Largas cuadras de fila para hisoparse, unidades y testeos insuficientes y personal de salud precarizado.