03/01/2022

En el Hospital de Niños de Córdoba está ocupado el 100% de las camas

Además hay falta de personal por contagios internos.
hospital de niños de cordoba

Debido al aumento de menores internados en el Hospital de Niños por casos de Coronavirus, delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) alertaron por la crítica situación y solicitaron que se incremente el personal.

Entre los principales problemas está la disponibilidad de camas para atender a pacientes Covid. Mientras los hospitales para adultos cuentan con un número importante de camas (solo el Hospital Rawson tiene cerca de 200), el Hospital de Niños se ve ajustado notablemente.

“Nosotros tenemos normalmente una capacidad total de 20 camas de cuidados críticos, cuatro designadas para Covid. Durante muchos meses las camas de Covid estuvieron cerradas, pero ayer tuvimos seis pacientes con respirador mecánico, más 11 pacientes internados, y tuvimos que abrir otra sala con 11 pacientes más, lo que suma un total de 26 niñas y niños internados con Covid”, denunciaron.

Cabe remarcar que este nosocomio no solo presta servicio a pacientes Covid sino que atiende las patologías más graves de los infantes. Incluso, es donde se encuentra el centro oncológico de la provincia. Se trata de uno de los principales centros de emergencia, junto con el Hospital de Urgencias para adultos.

Asimismo, el Hospital de Niños cuenta con tres terapias. Al tiempo que el Hospital Pediátrico tiene una con 2 camas y el hospital Misericordia se encuentra cerrado. Por su parte, el Hospital Infantil (municipal) tiene 4 camas de terapia.

“El hospital de niños ya tuvo que cerrar una sala de terapia polivalente para poder dar respuesta a esta gran demanda Covid, y si a eso le agregamos la falta de personal histórica (que venimos arrastrando) más la ocasionada por los compañeros contagiados que están cumpliendo su aislamiento reglamentario, la resultante es negativa”, denunciaron ante los medios.

Los trabajadores se testean cada tres días al ingresar a sus puestos de trabajo. El protocolo existente en la provincia establece que un trabajador de la salud que sea contacto estrecho de un conviviente debe ir a trabajar igual aunque tenga síntomas, hasta que el hisopado le dé positivo. Sumado a esto, la población pediátrica es la que menos vacunada está, por lo era de esperar que la situación desborde primero en niños que en adultos.

Disminuir la cantidad de testeos, los tiempos de aislamiento de contagiados y las consideraciones de quienes son contactos estrechos, fortalecen la línea de desatención que el gobierno de Juan Schiaretti viene sosteniendo.

En este marco, urge que los testeos se incrementen en forma masiva, para tener una real dimensión de cuál es la población alcanzada y actuar en consecuencia. A su vez, mejorar los servicios de atención con el incremento de personal y pase a planta de los trabajadores precarizados, y la infraestructura necesaria en los centros de atención. Es necesario mantener el aislamiento de quienes estén contagiados y puedan contagiar en los días que estaban recomendado hasta ahora y protocolos obreros bajo control de los trabajadores.

Del mismo modo, se requiere fortalecer la campaña de vacunación, llevándola adelante no solo en los centros de vacunación, sino reabriendo los que se cerraron y yendo a los barrios, escuelas y lugares de trabajo como una verdadera campaña.

Este plan nos coloca, por lo tanto, en la lucha contra el ajuste que impone el FMI y que tiene en la cuestión sanitaria actual, una de sus expresiones más pérfidas.

También te puede interesar:

Rechacemos la flexibilización del protocolo y exijamos personal y recursos para enfrentar la tercera ola.
Que se garanticen de manera gratuita para la población trabajadora.
Los aumentos de la luz en el interior del país.
Aplaudido por las cámaras patronales y con el aval de la burocracia local, el gobierno de Juan Schiaretti flexibiliza el aislamiento sin destinar presupuesto sanitario.