12/10/2020

Enfermero del Hospital El Cruce fallece de Covid-19

Edgar Munguía López trabajaba horas extra ante los bajos ingresos. Venía participando en las autoconvocatorias por el salario.

Edgar Munguía López, enfermero del sector unidad coronaria (UCO) del Hospital El Cruce (en la localidad bonaerense de Florencio Varela) falleció este sábado 10 por Covid-19, tras haber estado internado varias semanas.

Sabemos bien que las consecuencias de trabajar en centros sanitarios en contexto de pandemia son de conjunto muy riesgosas, pero el caso de Edgar estaba relacionado directamente con su bajo ingreso salarial, ya que hacía horas extra para sostener a su familia que consta de una esposa y dos hijas. Esto incrementó la probabilidad de contagio por su mayor tiempo de exposición.

Era una persona muy apreciada por sus compañeros y estaba hace varios años trabajando en el hospital. Se había sumado de forma activa a las autoconvocatorias de los trabajadores del hospital, que hoy encabezan una rebelión sanitaria en la zona sur de la Provincia de Buenos Aires por un salario de $70.000 (en un contexto en que el salario promedio es de 30.000).

El problema salarial, la falta de testeos continuos al personal sanitario, la no centralización del sistema para favorecer a los sanatorios privados, la falta de recursos de bioseguridad, ha llevado a los trabajadores de la salud a estados de depresión, ansiedad, angustia, estrés y sobrecarga laboral. El Estado no lucha contra la pandemia para resguardar la vida de los trabajadores, lucha contra la cuarentena a favor de su eliminación para acrecentar la ganancia de las empresas, monopolios nacionales y multinacionales. El sector de la salud es uno de los más abandonados, siendo el que más inversión y cuidados debería tener en este contexto excepcional.

Por eso las autoconvocatorias de los hospitales están poniéndose a la cabeza de una lucha impresionante que a los sindicatos – integrados a este gobierno y habiendo acompañado el ajuste en este sector durante décadas- les va a ser muy difícil de contener.

El Hospital El Cruce ha perdido un compañero que ha luchado por ellos y por todo el sistema sanitario, merece ser reconocido como tal, por ser un buen compañero de trabajo y un trabajador preocupado por llevar alimento y calidad de vida a su familia.

También te puede interesar:

La patronal confirmó el cierre de la planta por el incendio que sufrió el 10 de mayo. Sus 300 trabajadores inician un plan de lucha en defensa de los puestos de trabajo.
Conceden el beneficio sin el menor fundamento. Impulsan campaña de repudio.
Ya son 1.100 los enfermerxs que rescindieron su contrato de distintos centros de salud de la Ciudad.
Movilizan contra el intento de convertir la empresa estatal en una sociedad anónima, que es avalado por el intendente Secco y el titular Pedro Wasiejko.
Se pone en riesgo la vida de los vecinos y los trabajadores del distrito, ya que las única disposiciones quedan a cuenta de los feriantes.