20/07/2021

Gravísimo: otra muerte evitable en el Hospital municipal de Marcos Paz

Se trata de Julieta Piriz, una joven de 16 años de Marcos Paz, que este fin de semana asistió al hospital en dos oportunidades porque estaba descompensada y terminó muriendo por falta de atención. No es la primera vez y cada vez que esto sucede lo arreglan «puertas adentro». Esto es consecuencia de la precariedad laboral y el vaciamiento de la salud que data de muchos años atrás.

El día viernes 16/7, Julieta se acercó al hospital porque estaba descompuesta y se sentía muy mal, los médicos que la atendieron le dieron ibuprofeno y la mandaron a la casa. Al día siguiente, la familia de Julieta la vuelve a llevar al hospital, ya en peor estado, y por falta de atención médica , debido al colapso del sistema sanitario por la pandemia que estamos atravesando, la joven terminó muriendo en los pasillos del hospital.

Esta es otra gota que derrama el vaso, son incontables las muertes en estos últimos años causadas por malas praxis y negligencia en el hospital municipal de Marcos Paz. Cada año al menos una nueva muerte evitable. Lo grave de esto, es que ni el sistema hospitalario ni el estado municipal actúa en consecuencia para que estos casos dejen de ocurrir, por el contrario, cada vez que esto ocurre “subsanan” con sumarios administrativos, que no es más que mirar para otro lado y dejar que la historia se repita año tras año con total impunidad.

A raíz de esto, el domingo 18/7 familiares de Julieta y vecinxs de Marcos Paz se manifestaron en el hospital municipal y de ahí marcharon a la casa del intendente Curutchet para exigir justicia y respuestas. No solo que no recibieron ninguna respuesta por parte de las autoridades y el mandatario, sino que además el gobierno de Curutchet mandó a la policía local y bonaerense a reprimir a la familia y vecinxs con balas de goma.

La movilización del día domingo y la represión por parte del gobierno municipal, son el resultado de años de negligencia e impunidad por parte del sistema municipal, y cansancio de parte de lxs vecinxs de Marcos Paz que año tras año sufren las mismas consecuencias.

Por eso, desde el Partido Obrero exigimos justicia por Julieta y por todas las muertes causadas por el hospital municipal durante los últimos años. Que los responsables sean juzgados. Basta de impunidad.

En esta nota

También te puede interesar:

A partir de un decreto provincial, se permitiría que lxs trabajadores provinciales dispensados por factores de riesgo vuelvan a actividades presenciales.
Valeria Filippi denuncia el desamparo de la policía y la Justicia.