04/04/2020

Hospital Garrahan: vestuarios en ruinas que fomentan infecciones

Por Mariana Cuccarese Delegada Junta Interna ATE Garrahan

Las palabras son insuficientes para describir las innumerables fallas de higiene y seguridad en que se encuentran los vestuarios de mujeres y varones en el Hospital Garrahan. El olor es nauseabundo. Hay lavatorios rotos, falta de insumos básicos como jabón, alcohol en gel, toallas de papel, papel higiénico además de duchas e inodoros rotos. También abundan tachos con agua estancada hace meses, gravísimo teniendo en cuenta la emergencia sanitaria por dengue. 


Esta bochornosa situación de infraestructura agrava las condiciones para la expansión de la pandemia y no es una novedad. Fue largamente denunciada por trabajadores y la Junta Interna de ATE, sin que se hicieran las reparaciones correspondientes. Las autoridades suelen referir que es más probable que el Covid-19 ingrese al Hospital por trabajadores antes que por pacientes, dada la baja incidencia estadística en pediatría. Con más razón, entonces, se trata de proteger al personal con condiciones de higiene y seguridad -infraestructura, insumos y Equipos de Protección Personal en cantidad y calidad. 


Con esta infraestructura, el primer contagiado no será el último


Recientemente el hospital fue conmovido por la noticia del primer médico que dio positivo en el test de Covid-19. Frente a esto, el Consejo de Administración y la Dirección Médica dijeron que habían actuado con celeridad, identificando a los contactos cercanos y dando el aislamiento correspondiente. Sin embargo, el aislamiento a primeros contactos recién llegó una semana después de que el trabajador presentara síntomas. 


Las declaraciones de la consejera Stasi en la conferencia de prensa sobre la “valentía”, la “mística” y la tarea “heroica y extraordinaria” que llevan a cabo los trabajadores pretenden ocultar las condiciones de (in)salubridad en que las y los enfermeros, médicos, técnicos, administrativos y tercerizados llevamos adelante nuestro trabajo. La afirmación sobre que la primera preocupación del ministro de Salud Ginés González García es “cuidar a los trabajadores de la salud”, no se condice con estos vestuarios.


Nuestras necesidades deben ser resueltas ahora


Esto se suma a las denuncias en la conferencia de prensa realizada ayer por la Junta Interna de ATE sobre las faltas, en cantidad y calidad adecuadas, de insumos como jabón, alcohol en gel, barbijos, antiparras con adherencia a la cara y camisolines impermeables, en las salas y terapias, tanto para los trabajadores y los familiares que acompañan a los niños y niñas internados. También reclamamos la necesidad urgente de ingreso de personal como enfermeros y ayudantes de servicio, algo que podría solucionarse inmediatamente teniendo en cuenta a los órdenes de méritos de búsquedas anteriores; o la contratación de las y los residentes y becarios, formados en el hospital –bioquímicos, farmaceuticos, kinesiólogos, trabajadores sociales, psicólogos, enfermeros, médicos pediatras y de especialidades, – que egresarán próximamente. También reclamamos que se testee al personal en contacto estrecho con casos sospechosos. 


Debemos reclamar la unificación urgente del sistema de salud para poder disponer de las camas e insumos necesarios para enfrentar la pandemia. La marcha atrás del gobierno de los Fernández en relación a este tema, obedece a la postración frente a la presión ejercida por sectores de la medicina privada, así como de la burocracia sindical a cargo de obras sociales, UPCN y Sutecba, entre otras.


Necesitamos que se deje de pagar la deuda, triplicación del presupuesto en salud y formar en los hospitales comités de higiene y seguridad de los trabajadores, con delegados electos en cada sector, para que juntos podamos decidir y garantizar las condiciones para trabajar como realmente merecemos.


 


También te puede interesar:

Los trabajadores denunciaron que la situación del Garrahan está lejos de ser la que corresponde.
Este jueves 6, en confluencia con una jornada de diversas organizaciones de trabajadores de salud.
El discurso oficial sobre las políticas en salud pública y mental durante pandemia y cuarentena
“Los trabajadores van a estar más jodidos”. Escribe Pablo Heller.