04/12/2019

Impresionante: residentes y concurrentes bloquean todos los accesos de la Jefatura de Gobierno

Con la masiva acción reclaman que Horacio Rodríguez Larreta vete la ley precarizadora del sector. Llevan casi una semana de paro.

 


Los residentes y concurrentes de salud de la Ciudad de Buenos Aires bloquean completamente los accesos de la Jefatura de Gobierno, donde se preparan para montar un acampe, en el marco del paro que continúa desde hace casi una semana contra la ley precarizadora aprobada el jueves 28–represión mediante- en la Legislatura.


Reclaman que Horacio Rodríguez Larreta les otorgue una reunión y, ante todo, que dicte el veto a ley impulsada por el oficialismo, que normaliza un régimen de precarización laboral, con agotadoras jornadas de trabajo de hasta 64 horas, licencias reducidas y sanciones contra los trabajadores.




La exigencia del veto ya había sido planteado días atrás en reunión con la ministra del área, Ana María Bou Pérez, que adelantó su negativa y dijo estar a la espera de la reglamentación de la norma. El reclamo se vuelve apremiante ya que quedan pocos días de plazo para dictar el veto, tras el cual la ley sería promulgada, y su retractación requeriría que sea anulada por la Legislatura.


El intento del Ejecutivo porteño de golpear la lucha descontando los días de paro logró por el contrario hacer las medidas más contundentes. Para la jornada de hoy, se realizaron desde las 8 de la mañana asambleas de concurrentes y residentes en todos los hospitales de la ciudad,  desde los cuales marcharon masivas columnas hacia la sede gubernamental ubicada en Parque Patricios.





[NOTICIA EN DESARROLLO]

También te puede interesar:

Con 1.500 casos positivos se hizo escuchar la voz de los trabajadores, un punto de partida de lucha y organización.
El lunes 10, a las 14 h, porque no quede nadie sin trabajo.
La Junta de historia, inmóvil. Vamos a organizarnos para que nadie se quede afuera.
Luego de una importante audiencia pública con trabajadores de la salud del Amba.
Los trabajadores denunciaron que la situación del Garrahan está lejos de ser la que corresponde.