11/06/2020

Junín: dio positivo de Covid-19 y el hospital le negó atención por falta de camas

Partido Obrero Junín

Una joven de 19 años, contagiada de coronavirus, fue rechazada en la tarde de este miércoles por el Hospital Interzonal General de Agudos “Dr. Abraham Piñeyro” (Higa) de Junín (Provincia de Buenos Aires) por falta de camas.


La mujer es la hermana de uno de los cuatro casos positivos que hasta hoy contabiliza la ciudad. Hay en total 62 personas en aislamiento preventivo, pero internados en el hospital solo cuatro casos sospechosos y un paciente confirmado.


Ante el escándalo que generó la noticia en la ciudad, el intendente Pablo Petrecca (Juntos por el Cambio) debió derivarla a una clínica privada.


La salud pública en bancarrota


A fines de marzo, las autoridades del Higa habían anunciado el armado, por parte del Ejército Nacional, de una carpa sanitaria con capacidad para recibir hasta 100 pacientes infectados, inaugurada con bombos y platillos por funcionarios provinciales del Frente de Todos.


Sin embargo, ante este nuevo caso positivo, la directora y el director ejecutivo del centro de salud, Cristina Tejo y Sebastián Meneses, enviaron un fax a la Secretaría de Salud explicando que no contaban con camas de aislamiento y solicitando que sea trasladada a otra institución. El comunicado que dio a conocer el hospital es igual de lamentable: “el martes por la noche, una joven con síntomas del coronavirus arribó al Hospital en un momento donde no estaban las condiciones dadas para garantizar un aislamiento eficiente. Esa falta de garantía estuvo relacionada a la capacidad operativa del Hospital y a una situación dinámica que se modifica por la rotación de camas que se liberan ante resultados negativos de Covid-19 y ante el alta médica de pacientes con otras patologías”



Luego de 80 días de cuarentena y “picos” que no terminan de llegar, el hospital se satura con unos pocos casos, dejando al desnudo el vaciamiento al que los distintos gobiernos han condenado al sistema de salud público, desfinanciándolo año a año. No solo por la falta de camas e insumos sino, como lo deja entrever el propio comunicado del instituto y lo denuncian semana a semana los propios profesionales de la salud en las marchas y caravanas que se realizan en Junín, por ausencia de profesionales y de condiciones dignas de trabajo (polifunción, gran retraso en las paritarias, no pago del bono de 5 mil pesos que el gobierno anunciara en abril, elementos de protección insuficientes)


Que Petrecca y Kicillof se hagan cargo


Ante la aparición esta semana de los mencionados cuatro casos positivos, Petrecca intentó mostrarse activo y preocupado por la salud de la población. Pero lo cierto es que las partidas extraordinarias para el área de Salud no aparecen; de hecho, el lunes dijo en una entrevista que si el municipio no se endeuda, no puede pagar los salarios estatales de junio. Tampoco conocemos a ciencia exacta el número de camas con respiradores o de kits sanitarios, ni la totalidad de profesionales disponibles de terapia intensiva. Al ser un hospital provincial, el intendente delega la responsabilidad en el gobernador Axel Kicillof -más preocupado, en pleno contagio masivo y con récord de casos en la provincia, en arreglar con los organismos internacionales el pago de la deuda externa.


Necesitamos que el municipio abra los libros. Que se destinen partidas extraordinarias al área de Salud, sobre la base de impuestos progresivos al gran capital y al agro, que en Junín están a todo vapor. Los médicos y enfermeros deben contar con todos los elementos de protección adecuados. Por la reapertura de paritarias sin techo, que permitan un salario igual al costo de la canasta básica. Es urgente la centralización del sistema de salud bajo control de los trabajadores.

También te puede interesar:

El cuadro epidemiológico se agrava, y el gobierno, en lugar de responder reclamos, persigue a trabajadores de la salud.
Se abre nueva sala Covid ante el desborde de casos.
La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad recorrió el barrio Las Flores y el vacunatorio de Pami.
Una vez más, el país es reconocido mundialmente por tener los peores índices en relación al coronavirus.
Dramático testimonio de la hija de un paciente de coronavirus que desde hace días espera por una cama en terapia intensiva.