13/05/2021

Junín en fase 2: colapso sanitario y anuncios de cartón

El intendente Petrecca habla de “fase 2 flexibilizada” en sintonía con Kicillof. No hay camas UTI disponibles para COVID y la ciudad ya suma 245 fallecidos.

Al identificar ayer 112 nuevos positivos (totalizando 597) y con un nivel de ocupación de camas del 91% y un 30% de positividad en los testeos, la Provincia, por intermedio de su jefe de Gabinete Carlos Bianco, retrocedió a Junín a Fase 2. Las clases retoman la modalidad virtual por dos semanas a partir del próximo lunes. El 21 de abril había pasado a Fase 3.

La “Mesa de Crisis” al ritmo de Kicillof y Alberto

Esta mañana el intendente Pablo Petrecca (JxC) junto a la Mesa de Crisis (integrada por la Iglesia, sectores empresariales, sociales y médicos entre otros) anunció en conferencia de prensa el pase a Fase 2. Allí dijo que “hay que preservar el sistema de salud local pero también las fuentes laborales y la actividad económica”, desnudando la contradicción que existe entre la necesidad de bajar los contagios y disminuir el nivel de circulación viral –para “preservar el sistema de salud”- con la permanencia total de la actividad productiva no esencial e incluso el dictado de clases presenciales, que funcionan como vectores de contagio y son defendidos con uñas y dientes por todos los integrantes de este espacio.

En sintonía con la orientación de los gobiernos provincial y nacional, Petrecca hace malabares con anuncios que en el fondo no resuelven ningún problema (prohibición de circulación a la madrugada, cierre de comercios a las 17.30hs y bares a las 19hs) con el único fin de evitar tomar medidas que afecten la producción y las ganancias empresariales y ataquen la circulación del virus, en momentos donde se acaba de confirmar que circula en la ciudad la variante Manaos -más contagiosa y peligrosa que la China- y el sistema de salud está virtualmente colapsado (las 22 camas de terapia intensiva destinadas al Covid están ocupadas).

Para no ser menos que Kicillof y Alberto Fernández el intendente intimó a “aumentar la responsabilidad individual y a cuidarnos entre todos para que en 14 días estemos mejor”, deslindando toda responsabilidad a los funcionarios y gobiernos que son los que deben garantizar la salud de la población y han venido fracasando en el plano sanitario. Alguien debería “soplarle” que en el Amba, por ejemplo, hace un mes se retrocedió de fase y sin embargo los contagios rondan los 15 mil por día y el promedio de fallecidos no baja. Sin medidas efectivas la curva de contagios y la ocupación de camas UTI no disminuye.

Nuestro programa para enfrentar la Pandemia

Lo que correspondería es dictar, no solo en el plano local sino en el Provincial, una cuarentena estricta por espacio de 20 días para toda actividad no esencial y garantizar un bono de $40.000 para que todos los trabajadores ocupados, desocupados y los jubilados puedan “quedarse en casa y lavarse las manos”, como anuncia hipócritamente la propaganda oficial.

Para ello habría que implementar un impuesto progresivo a las grandes fortunas, al agro y las empresas que aún en plena pandemia han tenido ganancias millonarias, lo que permitiría además reforzar el sistema de Salud, que debiera ser centralizado, y aumentar la cantidad de testeos (desde el inicio de la pandemia se han hecho solo 1.100 frente a una población cercana a las 100.000 personas).

Esto debe ir acompañado de un plan de vacunación masivo, garantizado con la declaración de utilidad pública de las vacunas de AstraZeneca que se producen actualmente en el laboratorio de Sigman en Garín, en la provincia de Buenos Aires, como lo ha planteado la bancada del Frente de Izquierda Unidad días atrás en el Congreso Nacional.

 

También te puede interesar:

El fracaso del gobierno municipal frente a la pandemia.
El dedo de Cristina en el armado electoral del Frente de Todos.   
El nuevo protocolo elimina las burbujas y el distanciamiento obligatorio dentro de las aulas.
Los fabricantes de vacunas contra el Covid disparan sus ingresos, mientras la cifra de muertos supera los 4 millones.