21/11/2020
formosa

La Corte Suprema, Insfrán y los varados

La resolución judicial obliga al gobierno provincial a permitir el ingreso de más de 8.000 formoseñes.

La Corte Suprema de Justicia acaba de fallar a favor del ingreso a la provincia de 8.321 formoseñas y formoseños varadas en otras provincias, producto de la cuarentena. Hasta ahora el gobierno había dispuesto un esquema de “ingreso ordenado” que además de ser a cuentagotas, no eran nada claros los criterios que utilizaba para habilitar los ingresos.

Hace unas semanas el juez Federal Carbajal había dado curso a unos 600 habeas corpus por los cuales el gobierno debía disponer su ingreso. Pero a estos les hacía cargo de los costos de hospedajes e hisopados, unos 82 mil pesos que hacía imposible para muchos poder costearlo.

Desde entonces, se producen duros choques entre el gobierno y este sector de la justicia. El régimen no tardó en mover todas sus piezas para lanzar una campaña contra los habeas corpus, salieron desde el Superior Tribunal de Justicia, pasando por la Legislatura, hasta la CGT. Por otro lado, el gobierno apeló en todas sus instancias hasta llegar a la Corte Suprema.

Ahora, la Corte no solo rectificó sino que ha ordenado al gobierno que en un plazo de 15 días acelere el proceso de ingresos, permitiendo la entrada a lo más de 8 mil varados.

La situación de los varados formoseños ha tenido gran trascendencia, no solo en medios internacionales sino en organismo de derechos humanos como Amnistía Internacional, debido a la situación deshumanizante en que se encuentra parte de este contingente. Muchos de ellos, se habían quedado en la calle por haber perdido el trabajo, razón por la que se fueron. Otros se fueron por cuestiones de salud. Esto cuadro pinta, de cuerpo entero, la situación de la provincia de las últimas décadas en relación a la cuestión laboral como de salud. El gobierno que los empujó a salir de la provincia, ahora no les permite ingresar, dejándolos a la deriva. Quizás la situaciones más dramática la protagonizaron las personas que desesperadas se largaron a apostarse a la vera de la ruta en las fronteras de la provincia.

El gobernador Gildo Insfrán en conferencia de prensa dijo que acataría el fallo y que ya estarían relevando los futuros centros de alojamientos. En término de gesta llamó “a la ciudadanía a enfrentar estas adversidades y a inscribirse como voluntarios para ayudar en estos centros”.

Lo cierto es que este llamado muestra que el sistema de salud está vacío de recursos materiales y de profesionales. Habiendo sido desmantelado de hace mucho tiempo atrás. Recientemente, una mujer del interior provincial perdió su bebé por no contar con una ambulancia para ser trasladada al hospital, la precarización e insuficiencia de todo el sistema pone en vilo a toda la población.

Desde el Partido Obrero, en el mismo inicio de las restricciones, advertimos la situación, a nadie se le escapaba que eran miles y miles los formoseños varados. Ya desde entonces planteamos la necesidad de disponer y duplicar los centros de aislamiento, el planteo era acertado, si se hubiesen tomado estas previsiones no estaríamos en estas condiciones y se hubiera evitado el padecimiento de tantas familias formoseñas.

Reclamamos ahora el acondicionamiento de todos los centros necesarios con condiciones de infraestructura respetables y bajo todas las medidas sanitizantes, no en forma de hacinamiento. La contratación de todo el personal sanitario profesional necesario para reforzar el sistema, respetando el régimen laboral de convenio.

También te puede interesar:

En medio de la pandemia y con un presupuesto de miseria. Necesitamos un plan de lucha.
Impulsemos la lucha por la recomposición salarial.
Necesitamos un verdadero plan de lucha para ganar.
Por un paro activo nacional y un plan de lucha de todos los gremios judiciales.