30/04/2021

Larreta: más de lo mismo, en una ciudad en rojo

Por Amanda Martín secretaria gremial Ademys

Contradictoriamente a los datos alarmantes de la ciudad de Buenos Aires, el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, no anunció ninguna medida de emergencia o prevención para disminuir la circulación del virus y fortalecer el sistema de salud.

Los datos que presentó el gobierno fueron que desde el 20 de marzo al 10 de abril fue creciendo la suba de casos de covid, con de picos 3.500 el 22 de abril, promediando 2.800 casos diarios, un nivel muy alto y una contagiosidad (nivel R) apenas por debajo de 1, con terapias intensivas ocupadas al 77% en el sistema público y en el 88 % en el privado.

Aún con esos datos oficiales, el gobierno ratificó el viejo cuento de hacer responsable a los individuos, ratificando las medidas que ya se había extendido hace dos semanas.

Apenas dijo que los comercios no esenciales atenderán al aire libre, algo ridículo porque esa medida no va disminuir que la gente circule y hasta se aglomere en las puertas.

El uso del transporte público, que hasta hace una semana no era un supuesto foco de contagio para el gobierno, ahora lo utilizó para recomendar hacer trabajo remoto. La restricción de obras construcción de más de 2.500 m2, a negociar con las patronales y burocracias sindicales, son de dudoso cumplimiento, toda vez que son las patronales las que obligan a los trabajadores a ir en trenes atestados, no cumplen protocolos y extorsionan con despidos para quienes no concurran.

Para complicarle la vida aún más a los trabajadores, que son los que usan el transporte público, anunció el cierre de 7 estaciones de subtes, pero no dijo nada de los trabajadores muertos del subterráneo, de la falta de vacunación del sector y de la falta de protocolos de Metrovías que tanto denuncian los trabajadores.

Y por si fuera poco, hizo referencia a la necesidad de las mujeres a tener un lugar donde dejar a sus hijxs cuando van a trabajar cuando fue el propio gobierno el que denegó las dispensas por cuidado durante todo el 2020, sobrecargando a las trabajadoras que tienen a cargo históricamente las tareas de cuidado. Lo que verdaderamente defiende Larreta es el interés de las empresas a no afrontar el costo de las licencias pagas para cuidado de familiar, hijx o persona de riesgo.

¿Más de lo mismo?

La educación fue nuevamente el eje con el que Larreta eligió demagógicamente hacer el anuncio diferencial de la jornada, sobre la base de negar que en las escuelas no se contagia nadie. Dijo que la escuela inicial, primaria y educación especial van a mantener la presencialidad.

La secundaria se organizaría con presencialidad bimodal, alternado entre clases presenciales y virtuales, mientras los terciarios seguirán con modalidad virtual.

Pero Larreta le miente a la población, porque la bimodalidad para la secundaria ya sucede en la práctica.  Las “burbujas” se alternan semanalmente y, además, muchas escuelas están en la virtualidad debido a la cantidad de contagios existentes, personas aisladas y reclamos de familias para no concurrir debido al riesgo que supone en este cuadro.

Para los jardines maternales, escuelas y modalidad especial tampoco anunciaron nada nuevo, lo que constituye una brutalidad porque los casos que más crecieron son en la franja de niños de 6 a 12 años, tal como muestra el gráfico insertado. Hasta el hospital Garrahan denunció esta situación y han tenido que abrir una quinta sala pediátrica con casos graves.

 

 

 

(Gráficos elaborados por Juan Winograd, docente y matemático UBA)

Por otra parte, hay que marcar que nuevamente los gobiernos no garantizan cómo hacer el acompañamiento pedagógico sin computadoras y acceso a la conectividad. Ni Fernández, que renovó la suspensión en el Amba pero le dejó a las provincias que sigan con las aperturas de escuelas cercana a lo que anunció el ministro Trotta sobre “presencialidad administrada”, ni Larreta que imposta su interés por la educación destinan recursos para sostener la educación en este marco de excepción.

Larreta, que aclaró que está a la espera del fallo de la Corte Suprema que hasta ahora no se expidió sobre el DNU del 14 de abril y que el gobierno nacional tampoco hizo nada para que se cumpla, siguió estos 10 días sin suspender las actividades presenciales, lo que motivó un paro de dos semanas, convocado por tres sindicatos de la ciudad.

Ahora, frente al fracaso de los gobiernos en la gestión de la pandemia, la respuesta está en manos de lxs trabajadores.

Suspensión de clases presenciales y pase a la virtualidad.

Computadoras y conectividad.

Vacunas para todxs.

 

También te puede interesar:

Un gobierno en “stand by” ante la catástrofe sanitaria en curso
Un cuadro crítico con varios agravantes respecto del pico del 2020.
Organizar el rechazo al 34%, con coordinación, nuevas acciones de lucha, asambleas y autoconvocatorias.
El gobierno provincial refuerza el ataque en salud, avancemos en el frente único de los hospitales para ganar.
La comunidad educativa venía reclamando el pase a la virtualidad.