27/06/2020

“Les trabajadores de la salud ponemos el cuerpo, el gobierno y los sindicatos miran para otro lado”

Entrevista por Instagram Live con integrantes de la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA
Por Mayra Ce

Este jueves 26 Prensa Obrera en el marco de su ciclo de entrevistas por IG dialogó con Iñaki Sanguinetti, concurrente del Hospital Álvarez y Mariana Serafini, residente del Hospital Argerich. Ambos integrantes de la Asamblea de Residentes y Concurrentes CABA.

La entrevista a cargo de Agustina Larsen recorrió los principales puntos de la situación en la que se encuentran los efectores de salud de la Ciudad y sus trabajadores en el cuadro de la crisis sanitaria en curso.

El futuro llegó: el agravamiento de la crisis sanitaria y la precarización laboral

Con la disparada de contagios y el agravamiento de la situación de crisis sanitaria se profundiza y sin embargo hay cosas que no llegan como el presupuesto. La entrevista comienza consultando por la situación de los hospitales.

Tanto Iñaki como Mariana explican el enorme problema de la desinformación y el cerco mediático acerca de la situación en la que se encuentran los efectores de salud. A partir de ahí es que se vieron en la necesidad de realizar un informe de situación de dichos efectores para exponer las condiciones de precarización laboral en las que se encuentran trabajando. “Desde que comenzó la pandemia venimos denunciando la falta de elementos de protección personal en cantidad y calidad –camisolines, barbijos, antiparras- necesarios para que les trabajadores podamos desarrollar nuestras tareas”, menciona Mariana y detalla que en el Informe relevaron que el 80% de efectores no tienen los equipos de protección suficientes.

El Informe de Situación de la Asamblea comprende a 27 de los 33 hospitales de la CABA y una gran cantidad de Centros de Salud. Es decir, una muestra representativa. “No hay elementos de protección personal o hay un acceso muy burocratizado, no hay protocolos centralizados. Esto hace que en los hospitales por ejemplo no tenemos señalizados los pasillos, y que gran parte del personal no recibimos capacitación de ningún tipo y esto se traduce en contagios. Lo venimos denunciando.”

Iñaki al respecto menciona que desde el gobierno de la Ciudad no se informa la relación entre camas disponibles y ocupadas. Explica que “informaron que había 196 camas de UTI ocupadas. Nuestro relevamiento muestra que el sistema cuenta con 200 camas, o sea que si hay 196 ocupadas…”.

El sistema de salud público se encuentra al borde del colapso que pone de relieve las precarias condiciones en las que se encuentran sus trabajadores. Un vaciamiento del sistema de salud que ha sido denunciado durante años: “hace algunos años luchábamos para enfrentar la CUS, la emergencia sanitaria hoy viene a desnudar más aun esas fallas y la situación de los trabajadores. Si antes teníamos que organizarnos, hoy eso se hace más evidente y urgente y necesario. Porque intentar tapar baches con la “vocación” en este contexto es peligroso y negligente” afirma Iñaki. Y agrega “la situación de les trabajadores de la salud es realmente alarmante. No están garantizadas sus condiciones de trabajo, ni las condiciones de cuidado necesarias para enfrentar la crisis sanitaria en curso. Tal es así que existen 1.400 trabajadores que se encuentran realizando tareas gratuitas sin ningún tipo de protección”, se refiere Iñaki a los concurrentes, uno de los reclamos primordiales de la Asamblea CABA.

Agustina indaga acerca de qué implica ser un concurrente y cuál es su situación en el marco de la pandemia

Iñaki, psicólogo concurrente, expresa: “un concurrente ante todo es un trabajador de la salud, eso fue un logro inmenso de la lucha de diciembre, el habernos reconocido los concurrentes también como trabajadores de la salud. Somos trabajadores de la salud”.

Explica que las residencias y concurrencias pertenecen al sistema de formación del gobierno de la Ciudad. Una vez recibido-con título de grado- este sistema de formación implica una especialización de posgrado en distintas especialidades tanto médicas como no médicas. Las concurrencias pertenecen a ese sistema de formación en servicios “nuestro trabajo es a tiempo parcial y completamente ad honorem. Nuestro reclamo no es solo por no cobrar, sino que queremos ser reconocidos como trabajadores de la salud. En este marco necesitamos contar con la protección necesaria para poder trabajar, como por ejemplo la ART. Es impensable que se obligue a 1.400 trabajadores a estar en lo efectores sin contar con ninguna protección”.

 

 

 

Iñaki menciona que el problema del salario no es menor porque todos los concurrentes se ven obligados a tener dos o más trabajos por fuera del hospital para sostener su vida. “Nos parece insólito tener que explicarle al Gobierno este problema. En diciembre les dijimos que había 1.400 trabajadores esperando ser incorporados, si nos hubiesen escuchado ahí hoy el sistema de salud contaría con 1.400 trabajadores especializados y formados en el sistema público de salud. El tiempo nos va dando la razón lamentablemente, cuando manifestamos el problema de los contagios, hoy tenemos concurrentes contagiados».

Una mención especial realiza Iñaki respecto de la situación de la concurrencia de Salud Mental del Hospital Zubizarreta en la cual no solo se desvinculó a compañeras que planteaban ser cuidadas, sino que decidieron cerrar la concurrencia en dicho efector.

No hay respuesta de ningún tipo: nosotros ponemos el cuerpo, el Gobierno y los sindicatos miran para otro lado

Todas estas cuestiones vienen siendo denunciadas por la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA en distintas instancias. Tanto en reuniones que conquistaron como en la realización de distintas jornadas de lucha. Sin embargo, explican que no hay ningún tipo de respuesta ni de medidas para abordar estos problemas. “No se hacen cargo de un montón de condiciones que venimos denunciando en distintas instancias y con jornadas que venimos reclamando. Por eso nos parece fundamental visibilizar todo esto y las consecuencias que esto tiene. Por ejemplo el caso de Esther Ledesma, una trabajadora que se le pidió varias veces licencias y el principal responsable es el Estado por no otorgar las licencias y las condiciones” y agrega Mariana que “participamos activamente del abrazo al hospital Durand por el fallecimiento de Julio Gutiérrez como asamblea y en cada uno de estos lamentables fallecimiento nos pronunciamos exigiendo justicia por parte de un Estado que no responde ante la situación de enorme precarización en la que venimos trabajando».

Respecto a la actuación de los sindicatos en este cuadro Mariana detalla que los sindicatos que nuclean a la mayor cantidad de trabajadores, Asociación de Médicos Municipales, Sutecba, y Federación, no vehiculizan ninguno de los reclamos que tienen les trabajadores de la salud. “Hay congelamiento de paritaria. Recientemente pasó lo del bono. Partimos de cobrar un bono de 20 mil pesos en cuatro cuotas de 5000 que ya de por si lo cobramos tarde, muchos no lo cobraron. A trabajadores que tuvieron aislados se le descontaron los días. O trabajadores que están en licencia por factor de riesgo tampoco percibieron este bono” y agrega que “entre que son 5.000 que es una miseria, encima suceden estas cosas. Ninguno de los sindicatos que debiera representar a los trabajadores lo hace. Asamblea CABA se constituye como una organización independiente, interdisciplinaria que viene a defender los derechos de les trabajadores en su conjunto a través del método de lucha de trabajadores, con asambleas, participativas y democrática, y por ello es por lo que tiene la representatividad y legitimidad que tiene la asamblea”.

Asamblea CABA: la organización y la lucha como única salida

Ambos entrevistados con recorridos distintos y en distintos años de las residencias y concurrencias resaltan el valor del espacio de organización de Asamblea CABA. “Vocación nos sobra, asamblea CABA está conformada por compañeros con muchísima vocación, sobre todo vocación de lucha, porque sabemos que mejorar las condiciones de los trabajadores es mejorar el sistema público de salud.”, menciona Iñaki.

Mariana también lo detalla a partir de su experiencia “la asamblea tiene muchos años de lucha. Mi primera experiencia más concreta fue a partir de la lucha de diciembre, tremenda experiencia. Me parece destacable mencionar que, porque existía ese espacio de organización que se sostuvo en el tiempo, se pudo lograr la histórica lucha de diciembre. Nosotras, con mis compañeras de residencia, fuimos a la legislatura cuando se estaba empezando a discutir esta ley exprés. Y fuimos 20 personas que convocamos a un paro. Por existir estos espacios de organización es que en algún momento pueden lograrse luchas como la que vivimos en diciembre de 8 días de paros sin guardias. Me parece muy importante sostener estos espacios de asamblea para loes trabajadores”.

Hoy una de las banderas que levantan es la centralización del sistema de Salud, que hoy cobra mayor relevancia explica una de las entrevistadas, “porque estamos ante un colapso que es consecuencia de un vaciamiento histórico del sistema de salud. El sistema de salud público no cubre las demandas y en este momento es paliativo. Es necesaria una centralización al sistema de salud bajo control de sus trabajadores”.

Para concluir Agustina pregunta acerca de cómo se desarrolla la lucha en la pandemia, cómo se organizan y qué medidas están construyendo, “nosotros desde que comenzó la pandemia nos reunimos virtualmente. Asambleas muy exitosas y masivas. Ahora estamos intentando impulsar reuniones que venimos teniendo con organizaciones y sectores que intervienen en salud para impulsar una nueva jornada de lucha como la que hicimos el 10 donde presentamos el relevamiento. Queremos impulsar una nueva jornada para exponer estas situaciones. Y convocarnos a asambleas de trabajadores en los hospitales y cesacs (centros de salud)”.

Ambos colocan el acento en la importancia de construir asambleas en todos los efectores de salud. Explican que el objetivo que se proponen es que no sean sólo asamblea de residentes y concurrentes sino de todes les trabajadores. “Porque la precarización trasciende a las residencias y concurrencias, profesionales y no profesionales, por ello resaltan la importancia de impulsar estas asambleas en todos los efectores de salud”, concluye Mariana.