29/07/2020

Más de 100 trabajadores del Hospital Evita de Lanús contagiados de Covid-19

Colapsaron los servicios del hospital.

Los trabajadores del Hospital Evita de Lanús denuncian que, debido a que más de un centenar de enfermeros y médicos se han contagiado de Covid-19 -al igual que por la mayor cantidad de pacientes-, hay servicios enteros del hospital que no cuentan con personal para funcionar. Incluso en diversos turnos ha tenido que cerrar la guardia.

Los trabajadores relatan que la dotación con la que está funcionando el hospital es de un 50% del personal necesario, lo que conlleva jornadas extenuantes para los profesionales activos. A la vez, faltan equipos de protección personal así como insumos clave como bombas o reguladores para administrar medicamentos. Debido a la falta de trabajadores, la capacidad del hospital para recibir más pacientes ha llegado al límite.

En medio de esta situación la dirección del hospital fijó un protocolo ante casos de contagios entre el personal que incluye la disposición por parte de la ART (del Estado provincial) de dar de alta sin un nuevo hisopado a aquellos trabajadores que hayan cumplido diez días sin síntomas. Los trabajadores del hospital, ante esta exposición, se encuentran llevando adelante asambleas para resolver acciones de lucha. Los residentes y concurrentes votaron en asamblea el envío de una carta a todos los trabajadores del hospital y a su dirección planteando la necesidad de cerrar la guardia ante este escenario de colapso.

Los distintos gobiernos tanto nacional como provincial y municipal son responsables por el estado calamitoso del hospital, así como de toda la salud pública. Estos además flexibilizan la cuarentena a sabiendas de que la mayor circulación y la concentración de personas haría aumentar los casos, sin destinar los recursos para equipar el sistema de salud.

El planteo de avanzar en la centralización del sistema de salud privado y público en un comando único bajo la dirección de los trabajadores, al igual que la necesidad de implementar un impuesto a las grandes rentas y fortunas como el presentado por Frente de Izquierda para obtener los recursos necesarios para hacer frente a la pandemia, son medidas que están más vigentes que nunca ante la catástrofe sanitaria que se agudiza.