05/05/2021

Mendoza-Rivadavia: el intendente Ronco y un comité de emergencia sanitaria que no resuelve nada

El hospital Carlos Saporiti alcanzó el 100% de camas Covid ocupadas.

La comuna rivadaviense (Mendoza) fue de las primeras en reconocerse como zona de alto riesgo, junto con otros departamentos del este provincial, como Junín y San Martín. A pesar de esta situación, y con picos récord de contagios, el intendente Miguel Ronco y compañía miran para un costado, haciendo caso omiso a la realidad que vive la población. En Mendoza, el último lunes se registraron 723 nuevos casos de coronavirus, 19 muertes y 500 recuperados.

El intendente, que sigue la política sanitaria de Juntos por el Cambio encabezada por el gobernador Rodolfo Suárez, el cual deja en evidencia que su manejo sanitarios deficiente, es responsabl hasta el punto de que el propio secretario de Gobierno del municipio habilitó el ingreso de más de 3 mil personas a la final de la liga de futbol local sin ningún tipo de protocolo sanitario.

La única medida adoptada por el municipio, y acordada con la oposición cómplice del PJ, ha sido poner en pie un comité de emergencia sanitaria, el cual se reunió esta semana y donde la directora del hospital Saporiti manifestó que “las camas Covid-19 se encuentran en un 100% de su capacidad”. Este comité no tuvo ninguna resolución ante estos casos, sino solo una presentación informativa, donde confluye todo el arco de funcionarios públicos.

En base a esto, la oposición se dignó a acatar a sus pares, y adecuarse a los marcos institucionalistas del Concejo Deliberante, en un claro guiño al oficialismo radical.

La agudización de la crisis y el aumento de los contagios dejan en evidencia que la grieta de peronistas y radicales no contempla las necesidades de las mayorías laboriosas, ya sea con el pedido de restricciones sin ningún tipo de política para garantizar la cuarentena o la apertura de todo sin la vacunación del conjunto de la población, en un marco creciente de desocupación y pobreza.

Por esto impulsamos a fondo la campaña de los 10 puntos del Frente de Izquierda, que plantea un política de centralización del sistema de salud y también de laboratorios y centros de investigación para garantizar las vacunas para toda la población. Así como el financiamiento de un plan contra la pandemia que garantice salarios igual a la canasta familiar, un seguro al desocupado de $40 mil, la adecuación del transporte público, el acceso de la conectividad, entre otras reivindicaciones: es decir, una política totalmente contrapuesta a la que llevan adelante Ronco y la oposición cómplice, que solo garantiza subsidios a las grandes empresas, mientras expone a la familia rivadavienses a la masacre de los contagios masivos y el hambre.

 

En esta nota

También te puede interesar:

La monopolización detrás de los acuerdos leoninos y los insumos claves.
El anuncio de volver a la presencialidad en ciudades de menos de 30 mil habitantes es antisanitario.
la pandemia pone de relieve años de vaciamiento educativo.
El cuadro epidemiológico se agrava, y el gobierno, en lugar de responder reclamos, persigue a trabajadores de la salud.
Se abre nueva sala Covid ante el desborde de casos.