26/04/2020

Merlo: preocupante alza en los casos de coronavirus

El intendente Menéndez se lava las manos.

En los últimos días el total de contagiados alcanzó las 50 personas, con ya 4 muertos. Con este dato Merlo comparte con La Matanza el primer lugar en el ranking de la zona oeste de municipios con mayor cantidad de casos positivos.


El caso de Merlo preocupa por la rápida elevación en la curva de contagios. No hay un pico, pero en las últimas dos semanas de cuarentena se elevó velozmente la curva. El cuadro muestra cómo en la primera semana hubo 5 contagios (según cifras oficiales de la Municipalidad de Merlo). La segunda semana se duplicó la cantidad. La tercera semana el porcentaje de Covid-19 positivos asciende a un 123%, mostrando una aceleración del contagio. La cuarta semana, con 50 casos hasta el 24 de abril, vuelve a duplicarse (117%).


Para comparar, según datos oficiales del Ministerio de Salud de la Nación, de la segunda semana a la tercera semana el aumento de contagiados fue de un 55%, de la tercera a la cuarta, un 55% también. En CABA, el aumento en la tercera semana fue del 27% y en la cuarta semana de un 38%.


La semana pasada, el intendente Menéndez no se notó preocupado por esta situación. Fue noticia nacional, criticado a diestra y siniestra, por aparecer cantando en Tik Tok. Respondiendo a las críticas, subió un video a las redes sociales donde apareció con su hijo, explicándole que “no podía cantar más”. La utilización de su hijo menor de edad con fines políticos fue una verdadera bajeza.


En este cuadro, resonó un contagio masivo en la Clínica Noguera de Padua, una institución privada, donde 5 trabajadores y pacientes dieron positivo de Covid-19. Por otra parte, el futbolista Mauro Pajón del Deportivo Merlo denunció por las redes la negligencia de esta clínica al tratar a su madre con Covid y terminó falleciendo. Al ser consultado por medios periodísticos, el secretario de Salud Pública de Merlo, Miguel Murrone, se lavó las manos: "Ese es un centro privado, tendrías que contactarte con las autoridades de ahí; saludos". Está claro que Murrone no comprende que la Municipalidad tiene que cuidar a todos los vecinos, incluso a los trabajadores de la salud y los ancianos internados por PAMI en esa clínica.


No existe ningún control del Municipio sobre el sistema de salud privado: ni de las condiciones de trabajo ni del servicio que brindan a sus pacientes. Una vez más queda expuesta la necesidad de centralizar todo el sistema de salud para combatir la pandemia: uno de los puntos centrales que venimos reclamando desde el Partido Obrero desde el inicio de la crisis sanitaria. El lobby de la salud privada ganó la pulseada frente a la propuesta limitada de Ginés González de declarar de “interés público” la salud privada. Alberto Fernández descartó la idea de plano. Se niegan a centralizar el sistema de salud tanto el gobierno nacional como los provinciales y municipales para no tocar el negoción de los capitalistas del sector.


Por otra parte, las altas estadísticas de contagios de Merlo dan cuenta de una planificación urbana y sanitaria que no está funcionando. La desinfección de los lugares más concurridos es casi nula. La organización de los días de cobro en bancos es deficiente. La provisión de tapabocas o productos de higiene por parte del Municipio es nula. Es imprescindible la intervención de los trabajadores en la crisis. Deben organizarse comités de trabajadores de la salud en cada hospital, en cada clínica y sanatorios, para exigirle a la patronal el resguardo por su seguridad e higiene.



 

También te puede interesar:

Patoteada playera y zona liberada por la Bonaerense.
El FMI dirige la batuta en un país hambriento y saqueado.
Enfrentemos la política sanitaria de abandono de los gobiernos.
Un programa de defensa frente a la política de las patronales y el gobierno.