Salud

31/3/2024

Misiones: la epidemia de dengue y sus causas

Exijamos a los gobiernos las medidas necesarias para enfrentar la enfermedad.

Argentina atraviesa una epidemia de dengue

La población de la provincia, como de todo el país, está siendo afectada por la enfermedad del dengue. Misiones tiene características ambientales y climáticas que han permitido que se convierta en una enfermedad endémica.

Está claro que no es solo un problema de la naturaleza. Aunque siempre hubo casos aislados en Misiones, hoy se extienden en toda la provincia y en todo el país; no solo en las zonas subtropicales como la nuestra, sino en el norte de la Patagonia, La Pampa y el sur de la provincia de Buenos Aires. Una de las causas es el cambio climático, que el gobierno nacional niega. Debido, entre otras cosas, a los desmontes, han subido las temperaturas, y en nuestra provincia, por ejemplo, ya no ha helado el invierno de 2023. Las heladas interrumpen un alto porcentaje del ciclo vital del mosquito, al congelarse y luego morir sus larvas si hay días continuos de heladas.

Según la Fundación IO, habría en Misiones en lo que va del año 9.403 casos notificados y 4.671 casos confirmados en laboratorio
Y en todo el país habría 218.887 casos notificados y 81.181 casos confirmados en laboratorio.

Según informa el periódico misionero “El Territorio”, al 11 de marzo había 7.073 notificaciones de casos compatibles con dengue, y 57 pacientes internados. Y según “Infobae” del 11 de febrero, serían 11 fallecidos por dengue en esa fecha. Los informes de salud pública muestran un sub-registro, pero la realidad, cuando vamos a los hospitales y a los centros de salud, es que están absolutamente desbordados de casos de dengue, que muchas personas no van directamente y se toman antifebriles en sus casas y remedios naturales, porque es todo una complicación el esperar muchas horas para ser atendido en los hospitales y en los centros periféricos en los barrios. Los vecinos informan que ya no hay medicamentos, por lo tanto, los pacientes febriles se van del hospital o centro de salud con una receta de antifebril, solo los casos más graves son medicados allí.
También hay un sub-registro de muertes, ya que muchos de los fallecidos, como tienen enfermedades preexistentes, son registrados por esas patologías y no por dengue.

La provincia y los municipios insisten con la responsabilidad vecinal planteando que hay que descacharrizar y que limpiemos nuestros patios y nuestra cercanías. Es cierto que el mosquito Aedes aegypti, que es vector de los virus del dengue, del Zika y del chikunguña, es un mosquito hogareño, es decir que crece en aguas limpias y debemos comprometernos limpiando nuestras viviendas, pero la tarea de fumigar, desmalezar y descacharrizar calles y baldíos es de los municipios y la provincia.

Pero hay una razón que hace muy difícil la eliminación completa de recipientes con agua limpia en las distintas casas y esto tiene que ver con que en gran parte de la periferia de Posadas y los barrios periféricos de todos los municipios misioneros, debido a la falta de obras, el agua potable llega solamente en horas de la madrugada. Por lo tanto, los vecinos colectan este líquido vital en los recipientes que tienen a mano, y no todos tiene las condiciones ideales, que serían recipientes con tapa para almacenarla. Así, los reservorios de agua para uso domiciliario muchas veces se convierten también en criaderos de mosquitos.

Esta problemática se resolvería si se amplían las redes de agua potable, se amplían las redes troncales para que el agua corriente llegue a todos los barrios y a todos los lugares de nuestra provincia. Que SAMSA sea controlada por los trabajadores y usuarios en su faz operativa y administrativa.

Otro tema que limita la prevención de la picadura es el alto costo de los repelentes, que han aumentado cerca de 10 veces su precio con relación a lo que costaban en diciembre de 2023. Es necesario que el Estado garantice la provisión gratuita. Que completen las plantas de recursos humanos de los hospitales y centros de salud periféricos.
Los trabajadores del Conicet vienen estudiando y poniendo en práctica distintos métodos de eliminación del mosquito, pero hoy están amenazados de despidos y recortes de presupuesto. El plan de la motosierra y licuadora del gobierno del presidente Milei, con el beneplácito de la Renovación (gobierno provincial), es el primer responsable del aumento de los casos de dengue.

Ningún despido; que se completen las plantas de recursos humanos de los centros de salud y hospitales, también del Conicet. Que se facilite el acceso a la vacuna contra el dengue en la provincia.

Convocamos a la población a movilizarse junto al Partido Obrero y otras organizaciones populares para exigir todas las medidas necesarias para frenar esta epidemia, y luchar por una salida de conjunto de la clase obrera.