14/05/2021
crisis sanitaria

Neuquén: colapsó el sistema de salud

Fue advertido por el personal de salud. Por una salida de los trabajadores/as para enfrentar la pandemia.
Concejal del Frente de Izquierda - Unidad en Neuquén capital

Finalmente, el gobierno oficializó el colapso del sistema de salud provincial, hecho que fue denunciado y advertido largamente por los trabajadores de salud en el marco de la enorme huelga desplegada. El anuncio se realizó en la noche del jueves 13 a través de un comunicado, el cual fue firmado por la propia ministra de salud, Andrea Peve, directores zonales y de hospitales de la provincia. Mediante el escrito, se informa que son 54 personas las que esperan por una cama, de los cuales 18 son de terapia intensiva (UTI), 16 de terapia intermedia y 20 para cama general. Los dramáticos números reconocidos fueron anticipados por los colapsos sanitarios en Villa la Angostura, donde una persona falleció esperando por una cama UTI; Hospital Zapala; Las coloradas, donde el 25 % de la población tuvo que ser aislada y el hospital estaba sin ambulancias; además de la ruptura de burbujas en numerosos colegios por el nivel de casos y la denuncia del hospital de Senillosa, a 30 kilómetros de la capital, de que tendrán que empezar a elegir pacientes para el destino de una cama. Junto a este panorama, la curva ascendente de casos hacia previsible el colapso anunciado, puesto que en los últimos días la provincia registraba más de 600 casos diarios y la tasa de derivaciones a otros hospitales en solo 10 días de mayo superó a las realizadas en todo el mes de abril. El miércoles 12 de mayo, la provincia registró 718 casos, el segundo índice más alto desde el comienzo de la pandemia, superando en la actualidad más de 5.300 casos activos y 1.352 fallecidos.

Por otra parte, aunque el gobierno hace gala del plan de vacunación más importante de la historia, mostrando que son más de 160.000 personas vacunadas, lo cierto es que la provincia no supera las 50.000 con las dos dosis. Este hecho se refleja con crudeza en el plan de vacunación para la docencia, donde la enorme mayoría no ha recibido la segunda dosis.

La política del gobierno y la necesidad de luchar por una salida

Bien mirada la situación, la provincia asiste a su tercer colapso sanitario. El primero fue en el mes de agosto y septiembre del año 2020 donde se superó el 100% de ocupación de camas UTI, con casos concretos de elección de pacientes. La segunda saturación sucedió en el mes de enero de 2021, donde se alcanzó el 97%, el cual fue apalancado por la apertura del turismo sin el respeto de los protocolos sanitarios en una actividad donde impera la precarización laboral. Y el actual, que sentencia en forma cabal el desfinanciamiento y vaciamiento del sistema de salud que, insistimos, fue advertido por sus trabajadores. Este hecho amerita en forma inmediata la renuncia de la ministra de Salud, Andrea Peve. Sucede que la falta de insumos, elementos de protección personal o la mala calidad de ellos, la superexplotación laboral, junto a la falta de personal especializado para el manejo de las camas UTI, ponen de manifiesto la responsabilidad del gobierno de Gutiérrez y de la ministra. La política criminal del gobierno se ilustra en que, en el cuadro de aumento de casos, con la circulación comunitaria de nuevas cepas, Gutiérrez mantuvo la apertura económica, diseñando un esquema de turismo internacional en momentos que la comunidad sanitaria de Villa La Angostura pide volver a fase 1 por la insoportable situación del hospital local. Además, es nefasto que en este cuadro de colapso el gobierno impulse sumarios que puedan terminar con despidos de los trabajadores/as de salud.

Por otra parte, la aceptación del colapso sanitario por parte del gobierno está en función de un objetivo político reaccionario. Es que este será utilizado para profundizar la línea de ajuste, negar todo reclamo popular y continuar con los ataques a los autoconvocados de salud con sumarios. En este punto, vale una mención especial, ya que el gobierno realiza sumarios con el argumento de abandono de tareas, desconociendo el derecho a huelga. Un hecho gravísimo.

En este cuadro, el gobierno se encuentra en una encrucijada. Es que la situación lo obliga a un cierre de vastas actividades, pero este cierre lo obliga también a tomar ciertas medidas sociales y fiscales que el gobierno no está dispuesto a realizar. En el mismo día que la provincia es sacudida por el anuncio del colapso sanitario, el gobernador Gutiérrez exponía en el foro “una mirada al futuro para la Argentina”, organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina, donde les garantizaba la apertura económica. En esa línea, la Cámara de Empresarios de Neuquén (ACIPAM) le exige que no realice restricciones, sino más “concientización”. En las antípodas de esta exigencia, en la propia reunión de la cual surgió el comunicado oficializando el colapso sanitario, diferentes sectores de salud le solicitaron el cierre de la circulación. Seguramente el gobierno anunciará mas medidas que no apuntarán a resolver la situación de fondo.

Ante el escenario de extrema gravedad importa deliberar en torno a una salida. Es que el necesario cierre de actividades no esenciales, y con ello la suspensión de las clases presenciales, requiere de un programa. Este hecho importa, porque a aquellos que viven de changas o del “día a día”, el confinamiento sin recursos los condena a un aislamiento de hambre. Lo mismo vale para los docentes sin trabajo o que no llegan a vivir con un solo turno, o los estudiantes que no tienen dispositivos o internet. Por ello, toda medida de confinamiento debe exigirse con un seguro al desocupado de $50.000, conectividad para estudiar y enseñar. Asimismo, es clave la centralización del sistema de salud para que puedan reunirse los recursos de la salud privada para colocarlos al servicio de enfrentar la saturación. Junto con ello, los $9.000 millones de intereses de deuda que debe pagar al gobierno este año 2021, deben ser puestos en reforzar el sistema de salud, la cobertura salarial y garantizar la vacunación para la población. Además, más que nunca, hay que eliminar los sumarios y devolver los descuentos realizados a los trabajadores de salud que nuevamente están en primera línea en la lucha contra el covid-19.

Levantamos este programa, llamamos a debatirlo en los lugares de trabajo, estudio y a impulsar una luchar para conquistarlo. A estos fines, el Partido Obrero realizará una campaña de agitación este lunes 17 en toda la provincia.

 

También te puede interesar:

El cuadro epidemiológico se agrava, y el gobierno, en lugar de responder reclamos, persigue a trabajadores de la salud.
Se abre nueva sala Covid ante el desborde de casos.
Una vez más, el país es reconocido mundialmente por tener los peores índices en relación al coronavirus.
Dramático testimonio de la hija de un paciente de coronavirus que desde hace días espera por una cama en terapia intensiva.
Mientras, alegan que “deben endeudarse” para pagar los salarios de los trabajadores estatales.
En 2011, cuando era subsecretario de Acción Social de Nequén, fue denunciado por abusar sexualmente de mujeres valiéndose de su cargo en el poder.