Salud

4/8/2022

Obsba: vaciamiento y negociados con la salud de docentes y municipales

El martes 9 de agosto a las 13hs, Ademys realizará una conferencia de prensa frente a la sede.

Gabriel Solano y Amanda Martin en la Comisión de Salud de la Legislatura.

La obra social de la Ciudad de Buenos Aires viene siendo noticia desde sus inicios en el año 2000. Pero las novedades en general no han sido favorables para sus 300.000 afiliadxs: suspensión de prestadores, copagos, desatención domiciliaria, vaciamiento del hospital Méndez, cierre de servicios, discontinuidad de tratamientos en enfermedades crónicas, abandono de enfermxs oncológicxs, largos períodos de espera para turnos y desatención a lxs jubiladxs, entre otras denuncias que realizan desde distintos sectores de afiliadxs. En definitiva, un desastre provocado por el desmanejo de una caja que recibe el porcentaje de aporte por afliadx (6%), el más elevado de todas las obras sociales. El argumento de dicho aporte es que el 3% es a la atención de los activos y el otro 3% restante a la atención solidaria de lxs jubilidxs, pero lo cierto que hoy ni trabajadorxs activxs ni pasivxs reciben una atención médica adecuada, ni siquiera en los servicios de guardia. El vaciamiento es total y la amenaza de quiebra permanente.

El destino de los aportes claramente no ha redundado en mayores beneficios para docentxs y municipalxs y sus familias, por el contrario se ha tornado una pesadilla el peregrinaje para conseguir atención médica. Incluso se han cerrado recreos y hoteles con despidos de sus trabajadorxs. Pero también el impacto de los bajos salarios carcomidos por la inflación y la carestía, con cierres paritarios a la baja per se, también redundan en que el mencionado 6%  represente una suma dineraria también devaluada.

El problema de la obra social es de larga data y se ha constituido como el “toma y daca” de los gobierno porteños y la burocrática conducción del Sutecba (Sindicato de Municipalxs Caba) en manos del macrista Amadeo Genta y del diputado del Frente de Todxs, Alejandro Amor, quienes están involucrados directamente en el directorio de la Obsba.

En enero del año en curso, el Ejecutivo, quien tiene la prerrogativa de nombrar al presidente de la obra social, designó a Juan Carlos Cela en el cargo. Larreta aseguró que el nuevo presidente venía a regularizar más de dos décadas de “mala administración”, pero llegado el día de hoy los problemas, lejos de solucionarse, se agravaron. Los libros de la Obsba deben ser abiertos de manera inmediata y la rendición de cuentas debe ser pública y frente a sus afiliadxs, el control de la obra social debe estar en dicha órbita con el objetivo de disolver cualquier negociado con la salud.

El pasado miércoles 3 de agosto, en la reunión de la Comisión de Salud de la Legislatura porteña, con una representación de afiliadxs movilizadxs dentro del salón y fuera del mismo, a causa del bloqueo de Juntos por el Cambio impidiendo el acceso a la Comisión, el combativo sindicato docente Ademys, intervino a través de su secretaría general, con Mariana Scayola y Gabriel Lubo, colocando las denuncias de los permanentes reclamos que el sindicato viene llevando adelante, incluso desde antes de la pandemia. A su vez, durante la pandemia se hicieron campañas para conseguir prestaciones, atenciones acordes a las necesidades sanitarias, conseguir camas en UTI, etc. y luego también se denunció el conjunto de padeceres que se agravaron en la denominada pos pandemia. Ahora, el martes 9 de agosto a las 13hs, Ademys realizará una conferencia de prensa frente a la sede de la Obsba, llevando las denuncias actuales.

 

Así mismo, lxs diputadxs del Partido Obrero en el FITU colocaron los reclamos y pusieron a disposición de la Comisión un importante número de denuncias realizadas por lxs damnificadxs directamente, y plantearon que se ponga en tratamiento y se apruebe el pedido de informe presentado por el bloque y la citación al directorio de la Obsba, a fin de rendir cuentas, y plasmaron un programa integral para la recuperación de la obra social para sus afiliadxs. La intervención del bloque del Partido Obrero fue clave para colocar en la agenda de la Comisión de Salud el grave problema que enfrentan cientos de miles de docentxs y municipalxs de la Caba.

Exigimos que se abran los libros de la obra social y se lleve adelante la consecuente rendición de cuentas del actual directorio. Luchemos por la elección del directorio por parte de lxs afiliadxs, con cargos revocables, y gestión estatal bajo control de los mismos.