31/05/2021
coronavirus

Ocupación de camas: el récord de mayo anticipa un aumento en las muertes

34% más en un solo mes.

Finalmente se están viendo los resultados de la escalada de casos que se dio hace dos semanas, cuando se pasó la barrera de los 30 mil. Uno de ellos es el ingreso a camas UTI, que este domingo marcó el récord de 300 nuevos pacientes graves en tan solo 24 horas. De esta manera se consolidó el aumento del 34% en la ocupación de camas en el mes de mayo.

El último pico similar fue el 22 de abril, y 4 semanas después se alcanzó la terrorífica cifra de 745 muertes en un solo día, por lo cual todo indica que esta suba se verá acompañada de un aumento en las muertes que se verá dentro de 2 a 4 semanas.

Hay que tener en cuenta que no son los peores números vistos en nuestro país. Aún falta ver las consecuencias del pico de 41 mil del jueves pasado, pero si sigue el patrón observado los últimos meses la tensión en el sistema de salud aumentará aún más. Es decir que queda por transitar lo peor de la pandemia, que para sumar se dará en pleno invierno.

La situación es crítica porque el sistema de salud está mostrando signos de colapso hace semanas ya, y los gobiernos no activan una respuesta ni para la población ni para los profesionales. 13 provincias tienen una ocupación de camas mayor al 80%: Corrientes, Buenos Aires, CABA, Entre Ríos, Santa Fe, Neuquén, Río Negro, Formosa, San Juan, Tucumán, Salta, La Pampa y Jujuy. La escasez de personal es moneda corriente, tanto de médicos y médicas intensivistas como de enfermeros y enfermeras, y demuestra que el ahogo y la crisis en el sistema de salud no es reciente, sino que se cultiva hace años. En este sentido, el presidente mencionó que «pueden seguir poniendo camas pero ya no tienen médicos que las atiendan», admitiendo que no reforzará el sistema de salud en ningún sentido, ya sea contratando nuevos profesionales o aumentando las camas y respiradores. Lo que se necesita para ordenar el sistema de salud es la centralización del mismo, no hay manera sino de saber fehacientemente con qué recursos se cuentan y garantizar el acceso a la salud de toda la población.

A final de esta semana se verá si el aislamiento determinado por 9 días funcionó. De cualquier manera, el gobierno decidió levantar las restricciones contra toda recomendación sanitaria, por lo que en caso de que los casos bajen (o al menos disminuya el ritmo de aumento de los contagios), no servirá para ponerle un freno a la pandemia en tanto inmediatamente después se abren todas las actividades económicas sin ningún tipo de control o cuidado sobre la población, como son el aumento en la frecuencia del transporte público y el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

Evidentemente, la combinación entre la falta de vacunas y de testeos, sumado a la ausencia de un plan integral de contención de la pandemia discutido por los trabajadores y los profesionales, está generando un colapso sanitario de magnitud nunca antes vista. Los casi 80 mil muertos por coronavirus son reflejo del ajuste y la improvisación del gobierno, y demuestran el fracaso absoluto de su política sanitaria. A esto le enfrentamos un programa que parte de la centralización del sistema sanitario y el aumento del presupuesto de salud como primeras medidas para proteger a la clase obrera.

También te puede interesar:

Justificó una nueva licencia haciendo una defensa del gobierno de Alberto Fernadez y cargó contra Macri.
La necesidad de aplicar las dos dosis y la política sanitaria oficial.
Se trata de la Cooperativa Médica de Concepción del Uruguay.
La llegada de la variante Delta, los contagios en los lugares de trabajo y la vacunación.