15/10/2020

Pami Rosario: colapsó la morgue y depositan los cuerpos en consultorios

Con el correr de los días se agrava más la crisis sanitaria en la provincia de Santa Fe, como en todo el país. Al colapso de camas de atención crítica de la provincia, debemos sumarle el reclamo de los trabajadores de Pami Rosario, que denunciaron que debieron improvisar un depósito con aire acondicionado en un consultorio para conservar los cuerpos de los fallecidos por Covid-19 allí hasta que puedan ser retirados, luego que la morgue del ente, con capacidad para 5 cuerpos, se viera colapsada.

Junto con ello, reclamaron la urgente instalación de un conteiner refrigerado en el policlínico ante la saturación de su morgue, algo que ya se hizo otro hospital público colapsado de la provincia.

Luis Pinilla, vicepresidente de la Asociación de Empresas Fúnebres de la provincia, salió al rescate del gobierno, al sostener que «se trabaja con normalidad” y que solo “por razones administrativas, se demora el retiro de los cuerpos”.

Sin embargo, las denuncias de delegados, trabajadores de la salud y familiares son constantes y vienen de larga data. La falta de insumos, de personal y pésimas condiciones edilicias, se vio reforzada en pandemia ya que las estructuras sanitarias no dan abasto ante el alto número de contagios y fallecimientos en la población de adultos mayores.

Los números son concretos: Tienen capacidad para cinco cuerpos y tienen quince, faltan médicos y enfermeros y se suma que el plantel fluctúa dada la alta tasa de contagio entre el personal de salud del lugar. Por otro lado, los respiradores para pacientes críticos no están en condiciones de ser utilizados “hace 20 años que no se invierte en infraestructura”, denuncian los delegados del hospital.

El Pami se financia con el aporte de los trabajadores activos y a su vez se les suma el aporte de los propios jubilados. Hoy hay adheridos al PAMI no menos de 5 millones de aportantes jubilados en todo el país. Entonces, ¿dónde van los recursos si no a atender las necesidades urgentes que tiene el policlínico? Al pago de la fraudulenta deuda con el FMI.

El crecimiento exponencial de la curva de contagios en la ciudad que implicó el colapso de la salud de Santa Fe, comenzó en el mismo momento en que, con el aval de Alberto Fernández, el gobernador Perotti y el Intendente de Rosario Javikin, procedieron a abrir la inmensa mayoría de la industria y empresas de la provincia.

Salta a la vista que este colapso sanitario en toda línea es el resultado de la apertura de las empresas sin importar la esencialidad de sus tareas y como contrapartida la exigua inversión en salud por parte los gobiernos. Reclamamos una inminente solución por parte del gobierno a la situación que se están enfrentando los trabajadores del PAMI, la cual debe partir de frenar el saqueo que el gobierno de Alberto Fernández dispone a la caja de los jubilados para el pago de la deuda externa, y financiar lo que realmente importa: la salud de los trabajadores.

Es necesaria la centralización del sistema de salud (público, privado y de obras sociales) bajo la dirección de los propios trabajadores de la salud, para tener a disposición todos los recursos existentes para hacerle frente a la pandemia.

También te puede interesar:

La provincia con más contagios per cápita.
Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
Empresas de medicina privadas vs laboratorios, una batalla por los tarifazos o subsidios del Estado.
Un nuevo sistema de ingreso hecho a la medida del ajuste.