12/06/2020

Quilmes: contagios y preocupación en la Refinería Sudamericana

Los trabajadores denuncian la desidia de la patronal que los expone al contagio del Covid-19.

Con seis casos de coronavirus confirmados al interior de la fábrica, los trabajadores de la refinería Sudamericana, ubicada en Camino General Belgrano en la localidad bonaerense de Quilmes, manifiestan su preocupación y temor ante la desidia de la patronal, y reclaman medidas de prevención.


Se trata de un nuevo caso de multiplicación del Covid-19 en los puestos laborales, producto de que las patronales no dan ningún tipo de insumo a los trabajadores para que no se contagien de la pandemia que nos acecha.


Las personas infectadas serían trabajadores del área de laboratorio, aunque ahora se detectaron casos sospechosos del sector de Refinería que están en estudio. “A los seis infectados los aislaron, pero a nosotros no nos dicen nada. La administradora nos dice que es una gripe normal, que no pasa nada ¿como no nos vamos a preocupar?, tenemos familia (…) nos dicen eso para que nos callemos la boca y no digamos nada” dijo a El Termómetro WEB un trabajador de la fábrica (9/6). Asimismo, denunció que recién después de dos meses y medio de cuarentena nacional les brindaron barbijos -un insumo básico para la prevención del virus, cuando no se puede recurrir al aislamiento.


Al interior de la fábrica hay un contacto estrecho entre los trabajadores de los distintos sectores, ya que al entrar y salir todos deben hacerlo mediante el mismo portón. “En una misma fila tenías empleados con tapabocas y sin (…) varios de los que son sospechosos no usaban barbijos y nos los cruzábamos todos los días”, señaló también el trabajador citado.


En el marco de un aumento exponencial de casos en el país, con mas de 1.000 por día, crece la preocupación de los trabajadores a contagiarse y llevar el virus a sus casas, pero la patronal y el gobierno municipal hacen oídos sordos. La única medida que se ha tomado es poner en cuarentena a oficinistas, gerentes y jefes con rotación. No se brindaron protocolos de seguridad para prevenir a los operarios que aún continúan trabajando, ni elementos de higiene o desinfección. La patronal anunció que el domingo pasado desinfectarían, pero quienes cumplían ese turno no vieron que sucediera realmente.


Por otro lado, hace pocos días el personal del Ministerio de Salud se hizo presente en la refinería. Pero lejos de brindar tranquilidad y escuchar las demandas de salubridad de los trabajadores, los funcionarios tuvieron una reunión con la patronal, sin siquiera cruzar palabra con los empleados. A esto se le suma que ni el gobierno municipal de Mayra Mendoza ni Nación brindan hisopados para el resto de la fábrica, desoyendo el pedido de los obreros.


La salida es organizándonos


El distrito de Quilmes es, al día de la fecha, el segundo más afectado del Gran Buenos Aires después de La Matanza, con casos muy graves como Villa Itatí y Villa Azul. Las fábricas y lugares de trabajo son de los principales focos de contagio: es así que hoy tenemos más de 20 casos en el Coto del distrito -clausurado gracias a la lucha y denuncias del personal-  y 14 en la fábrica de vidrio Cattorini, donde las medidas de prevención son insuficientes, exponiendo a los empleados y sus familias, en pos de que las patronales no pierdan un solo peso.


Estos no representan casos aislados. El aumento exponencial de contagios en los lugares de trabajo en toda la provincia es consecuencia directa de la política de Alberto Fernández y Axel Kicillof de reabrir la economía en diversos rubros para responder a las demandas de los empresarios de no paralizar la producción. Una política en favor de las patronales que se completa con los subsidios de pago de salarios otorgados a través de la Anses, y con el acuerdo de suspensiones con rebaja salarial que firmó la CGT.


Se hace fundamental el resguardo del personal de la Refinería Sudamericana, mediante hisopados a todos los trabajadores y licencias, garantizando el pago íntegro de salario por parte de la empresa. Es necesaria una acción del gremio bajo estas reivindicaciones, como así también abrir una deliberación general entre los trabajadores para avanzar en cada reclamo planteado.




 

También te puede interesar:

Movilicemos en rechazo al mismo, el dia que se trate en la Legislatura.
El gobierno omitió cualquier medida de cuidado, convirtiéndolo en una invitación al contagio.
Los métodos de la burocracia sindical para ocultarla.
Vamos por su real implementación.
En medio de la pandemia y con un presupuesto de miseria. Necesitamos un plan de lucha.