06/05/2020

Quilmes: crecen los casos de Covid y el hospital Oller está en la miseria

En un contexto en que se han registrado 86 contagiados y 4 fallecidos por Covid-19 en Quilmes, colocando al distrito como el de mayor cantidad de casos en el sur bonaerense y obligando al gobierno de Mayra Mendoza a comenzar con testeos rápidos casa por casa, los profesionales del Hospital Materno Infantil Oller (de San Francisco Solano) denuncian la demolición de sus salarios y la falta de infraestructura e insumos. A lo que se suma el hecho de que Solano no tiene centro de aislamiento.


En la asamblea que realizaron este martes 5, afianzaron su reclamo de una inmediata convocatoria a paritarias, que se encuentran pendientes desde antes de la pandemia, así como el bono de 5.000 pesos que había sido anunciado por el gobierno nacional. Los sueldos rondan actualmente los 14 mil pesos (por debajo de la línea de indigencia) y arrastran una pérdida del poder adquisitivo de más del 50%.


En Quilmes ya hay un médico fallecido por Covid-19; en la asamblea  se denunció la falta de elementos y la mala calidad de los mismos. “Son una mierda”, sentenció categórica una de las trabajadoras.


El secretario general de ATE Quilmes, Claudio Arévalo, intervino indicando que se presentaron  cinco notas pidiendo entrevistas a la intendenta Mayra Mendoza, pero nunca se los recibió -es decir, confiesa el ninguneo del gobierno a los reclamos, pero sin romper su política de tregua con el mismo. Recién ayer iban a ser recibidos los trabajadores por el secretario de Hacienda.


Otra de las propuestas discutidas en la asamblea es que la Escuela Técnica N° 3, que se encuentra frente al hospital Oller, se destine como centro de aislamiento -tal como se hizo en la Universidad Nacional de Quilmes para atender casos de Quilmes Centro.


La situación del hospital, agravada por todas estas cuestiones mencionadas, es común a todos los hospitales públicos, abandonados a su suerte en beneficio de la privatización de la salud.


Sin recursos, sin personal ni profesionales suficientes, con sueldos de hambre y condiciones de trabajo deplorables, el hospital y todo el sistema sanitario necesitan de una urgente transformación.  En lugar de favorecer el lucro capitalista, la salud pública debe estar al servicio de la población en forma gratuita. Recursos hay, si se deja de pagar la fraudulenta deuda con los usureros y aplicando fuertes impuestos a las grandes fortunas.


El ajuste en salud, mediante la prórroga del presupuesto de 2019, busca servir al pago de la deuda externa a como dé lugar.


Los gremios (ATE, Cicop) deben convoicar a reuniones para votar un plan de lucha. El problema del hospital Oller, si bien tiene su particularidad, se presenta en toda la provincia.



 

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.
“El ajuste ya empezó”, señaló un funcionario del organismo financiero.