13/05/2021
colapso sanitario

Rosario: hospitales sin camas y un protocolo para elegir la vida de un paciente por sobre otro

La ocupación de camas se encuentra en un 99% en el sector público y 97% en el sector privado.

El sistema sanitario de Rosario se encuentra por estas horas totalmente colapsado. El 99% de las camas críticas se encuentran ocupadas y los trabajadores de la salud expresan que están extenuados porque las jornadas laborales son cada vez más arduas. Un caso testigo es el del Hospital Provincial, que no cuenta con camas críticas libres al día de la fecha, lo que llevó al comité de biomédica del lugar a preparar una guía para médicos que deban elegir entre la vida de un paciente u otro.

Silvia Martínez, médica integrante del Comité dijo “Es lo mismo que en una catástrofe, en la que hay una franja de pacientes que posiblemente pudieran estar vivos pero muy graves que se dejan de lado. Es lo que desgraciadamente estamos haciendo ahora, con los criterios lógicos”. (Rosario3).

El dilema en que colocan al personal de salud tiene responsables: el Estado nacional, que a más de un año del inicio de la pandemia no tomó las medidas necesarias, como la centralización del sistema de salud y un presupuesto de emergencia, para que el sistema de sanitario no colapsara y de esta manera evitar colocar a los médicos en el lugar de tener que elegir una vida por sobre otra.

Además, se suma el agravante que el 97% de las camas críticas del sector privado están ocupadas y que en el Hospital modular de la vecina ciudad de Villa Constitución sólo quedan 5 camas libres.

 

Pese a que el gobernador Omar Perotti y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, anunciaron algunas restricciones -de las cuales se desdicen todos los días-, estas son impotentes para frenar el colapso. Es que los contagios están a la orden del día producto del hacinamiento en el transporte público, debido la reducción de frecuencias, y la violación a los protocolos de higiene en los lugares de trabajo.

A esto debemos sumarle la inmensa precarización de vivienda, higiene y comida a la que son expuestas las familias obreras de las barriadas populares. No hubo plan de emergencia para garantizar una cuarentena segura; el recorte del miserable IFE y ahora de los 50.000 planes de asistencia a trabajadores desocupados, son los sumandos que dan como resultado el aumento de la miseria social que trae consigo la exposición al virus y la muerte.

Por otro lado, Perotti mantiene las clases presenciales a pesar de los contagios y la saturación del sistema con el aval de la burocracia sindical. El último relevamiento realizado desde Amsafe Rosario, afirma que son casi 3 mil los docentes que no han recibido aún la primera dosis. Son quienes viajan todos los días en transporte público exponiendo su vida.

Está a la vista que urge centralizar todo el sistema de salud, y un presupuesto de emergencia para nombrar más personal, equipamiento y disponer de la infraestructura necesaria para defender la vida de todos los trabajadores. Además de la formación de comités obreros de seguridad e higiene en los lugares trabajo para garantizar todas las medidas de prevención necesarias.

 

También te puede interesar:

Conquistaron un compromiso de pago del aumento adeudado.
La Asamblea CABA de residentes y concurrentes dio una conferencia de prensa en rechazo a este ataque a la salud pública.
Tenía 41 años, y fue uno de los primeros compañeros en sumarse a la asamblea de Rosedal.
La campaña, bajo la sombra del Covid-19. Panorama político de la semana.
Los intendentes de Juntos por el Cambio festejaron la decisión del gobernador bonaerense de retomar las clases presenciales en la provincia.
En un contexto de lucha a nivel nacional, levantada por el sindicalismo combativo, las escuelas se pronuncian.